Palabras De Clausura Del XVIII Festival De Teatro De La Habana

Palabras De Clausura Del XVIII Festival De Teatro De La Habana

Por Fernando Rojas

Compañero Miguel Barnet, Presidente de Honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Compañeros del Ministerio de Cultura y del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

Estimados participantes en el XVIII Festival de Teatro de La Habana.

Amigas y amigos:

Hoy clausuramos el XVIII Festival de Teatro de La Habana en esta sala del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. El evento ha devenido homenaje a nuestra Prima Ballerina Assoluta, quien nos acompañara siempre en este espacio y hoy nos contempla desde la inmortalidad.

El Festival concluye  con la presentación de La Clemencia de Tito, de Mozart, en adaptación de Norge Espinosa, con coreografía de Norge Cedeño y la dirección general de Ulises Hernández, la escénica de Carlos Díaz y la musical de José Antonio Méndez Padrón. El Consejo de las Artes Escénicas se congratula de la participación de destacadas figuras de nuestro gremio en la realización de este excelente espectáculo.

Aprovecho la ocasión para reconocer el trabajo del Maestro Carlos Díaz, que ha dirigido dos importantes producciones del programa de esta cita -la que veremos a continuación y Las amargas lágrimas de Petra Von Kant. Saludo especialmente al maestro Ulises Hernández, al Liceo Mozartiano de La Habana y a la Orquesta de la Universidad de las Artes. Agradezco la oportunidad de la coincidencia entre dos festivales, el de Teatro y el V Mozart Habana y el apoyo de la Fundación Mozarteum de Salzburgo.

Hemos acudido a 111 presentaciones con un total de 18 900 asistentes. Se realizaron 21 talleres con 660 participantes, en su mayoría estudiantes de las escuelas de arte. Se inauguraron 5 exposiciones con la presencia de 400 personas. Se exhibieron 5 documentales para 72 espectadores. Al evento teórico asistieron 685 artistas, investigadores, críticos y especialistas. El Festival de Teatro ha formado parte de la jornada de la cultura cubana y ha coincidido con otros eventos y con la variada programación artística que caracteriza a La Habana, especialmente en vísperas del medio milenio de su fundación.

Estas ofertas culturales permitieron complementar obras de países invitados y una selección nacional rigurosa, a partir de una síntesis  de las propuestas  que mejor combinan hoy en el panorama plural y diverso del teatro cubano la máxima calidad y la mayor laboriosidad. El catálogo del evento fue el resultado de un análisis colectivo realizado por el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, institución que el último año ha podido ponderar más de 300 espectáculos. La cantidad de las agrupaciones cubanas participantes y, en consecuencia, la posibilidad de apreciar su trabajo en varias oportunidades, constituyen una señal que la institución y la crítica están enviando para la organización de futuros eventos.

En el repertorio que se ha podido apreciar en estos días se incluyeron obras de Calderón de la Barca,  Henrik Ibsen, Georg Büchner, Bertolt Brecht, Samuel Beckett y Rainer Werner Fassbinder. También estuvieron presentes las poéticas de dramaturgos cubanos, particularmente los contemporáneos, y novedosos textos de otras geografías.

La dedicatoria del XVIII Festival de La Habana a  Vicente Revuelta ha constituido un homenaje merecido e imprescindible. La obra de Vicente tiene mucho que ver con las mayores exigencias cualitativas. Comenzar el Festival con Misterios y Pequeñas Piezas, de Argos Teatro, se inscribe en esta perspectiva.

Se abre un nuevo ciclo que tendrá un hito importante en las Jornadas Villanueva por el Día del Teatro Cubano, en  enero de 2020. Para esa ocasión anunciaremos el programa de actividades por el centenario de Alicia Alonso. También me complace informar que durante esas jornadas tendrá su segunda temporada el espectáculo Oficio de Isla, dirigido por Osvaldo Doimeadiós, una de las propuestas más atractivas del evento que culmina hoy.

El ciclo que se inicia concluirá con el XVIII Festival Nacional de Teatro en Camagüey, del 10 al 18 de octubre de 2020.

El Consejo Nacional de las Artes Escénicas, del Ministerio de Cultura de la República de Cuba, anuncia la décimo novena edición del Festival de Teatro de La Habana de 2021, el que estará dedicado a Berta Martínez, en su 90 aniversario y a dos acontecimientos extraordinarios en la vida de la nación cubana: los ochenta años de la escritura, en 1941, de Electra Garrigó, del gran dramaturgo Virgilio Piñera,  y  los sesenta años del Discurso “Palabras a los intelectuales” que, en 1961, ante un grupo de creadores, pronunció el Líder de la Revolución cubana Fidel Castro  Ruz, en la Biblioteca Nacional.

Ambos acontecimientos, desde esferas de acción diferentes, iniciaron la modernidad y pusieron a Cuba en hora con lo más contemporáneo de los proyectos políticos, económicos, sociales y artísticos. Desde el concepto de una revolución social y cultural se crearon las disposiciones para los derechos de autor de los creadores, se fundaron las Escuelas de Instructores de Arte y de la enseñanza artística en todas las manifestaciones. El respeto de la Revolución por la obra creadora, con independencia de su estética y sus formas expresivas y el hermoso llamado a los artistas e intelectuales a convertir en realidad  el sueño de la Revolución, se han expresado con creces en la cita que hoy concluye.

Es entonces esta una ocasión propicia para evocar desde aquí la memoria de uno de los fundadores del proceso que nos ha traído hasta este Festival.  Dedico estas últimas líneas al Comandante Camilo Cienfuegos, en vísperas del 60 aniversario de su desaparición física.

Para los clamores por un mundo más justo; por la protección a los empobrecidos de la Tierra; por DECIR NO a las guerras; por la protección al planeta,  que es nuestra casa; por el respeto a las libertades; por las rupturas de todo lo que pueda entorpecer el desarrollo y el diálogo entre hombres, mujeres y naciones, se celebrará la décimo novena edición del Festival de Teatro de La Habana en 2021.

Agradezco profundamente a los artistas, a los críticos, a los trabajadores de las artes escénicas cubanas y muy especialmente a nuestro extraordinario público, que colmó las salas.

Los esperamos en 2021 para volver a unir nuestras voces desde la escena teatral.

Muchas gracias.

Versión del texto leído en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, el domingo 27 de octubre de 2019, actualizada con los datos de cierre de las últimas funciones del Festival.

CONTENIDO RELACIONADO

La Clemencia De Tito Cierra El 18 Festival De Teatro De La Habana