Eugenio Barba Se Despide Como Director Del Odin Teatret

La siguiente es la carta con la que Eugenio Barba se despide como director teatral, quien fundó en 1964 el nacimiento de una de las experiencias teatrales más extraordinarias de la historia del siglo XX, el Odin Teatret. Es un anuncio conmovedor porque es un adiós, pero importante, que prepara una vida futura para el Laboratorio Nordisk y que deja en nuestros corazones la esperanza de poder ver a Eugenio Barba nuevamente en el trabajo:

“El 31 de diciembre de 2020, definitivamente dejaré mi puesto como director del Nordisk Teaterlaboratorium en Holstebro. La tarea de la coordinadora artística será asumida por Julia Varley y, desde el 1 de enero de 2021, la responsabilidad general estará en manos de un nuevo director elegido por el consejo de administración.

“Éramos cinco en 1964, cuatro chicos y yo fuimos rechazados por la Escuela Estatal de Teatro en Oslo, Noruega, incluidos Torgeir Wethal y Else Marie Laukvik, que se quedaron conmigo. Fundamos una sociedad anónima y nos dividimos entre nosotros porque la tierra pertenece a quienes la trabajan. Nos dimos el nombre de un dios nórdico, Odín, que desata sus fuerzas oscuras para destruir u otorgar conocimiento. Éramos un pequeño grupo de aficionados curiosos e ingenuos. Nos encantó viajar en el reino de los muertos, la historia del teatro. Estábamos convencidos de que teníamos que pagar de nuestros propios bolsillos el teatro que queríamos hacer. En silencio, con un rigor trapense, dimos los primeros pasos autodidactos hacia un conocimiento que también fue la conquista de nuestra diferencia.

“En 1966 nuestro grupo se mudó a Holstebro en Dinamarca. Sus políticos dieron la bienvenida a estos jóvenes actores extranjeros desconocidos y, excepción en la historia de Europa, generación tras generación los apoyaron, incluso cuando en los primeros años la población se mostró hostil a su extraña forma de hacer teatro. Holstebro se convirtió en nuestra patria, nuestros hijos nacieron aquí, algunos de nosotros estamos enterrados aquí, nuestras alas crecieron aquí.

“Con los años, nos convertimos en Nordisk Teaterlaboratorium, un entorno internacional de iniciativas en el campo de la técnica de los actores y el uso de su profesión en la comunidad. El teatro no puede simplemente reducirse a un espectáculo que compre con un boleto. Nuestra profesión tiene una dimensión cuyos valores son imponderables, pero que dejan huellas profundas: la calidad de las relaciones, el desarrollo de una microcultura, una práctica de laboratorio social en investigación continua, una obstinación diaria que es un compromiso espiritual y Política, la capacidad de nutrir una fuerza mental contra la despiadada indiferencia de la rutina y la era.

“Nuestro laboratorio ha abierto el camino a numerosas actividades: espectáculos en lugares no convencionales y en las calles, pedagogía alternativa e investigación pura, encuestas sociológicas, publicación de revistas y libros, producción de películas, reuniones e intercambios regulares con grupos de teatro de varias partes del planeta, colaboración con maestros de las tradiciones asiáticas y latinoamericanas y de la cultura afrobrasileña. Nuestros actores se han convertido en directores, guías de generaciones, aventureros: ‘Il ponte dei venti’ de Iben Nagel Rasmussen, el Festival de Tránsito y el Proyecto Magdalena de Julia Varley y otras mujeres de la profesión, el Festival de la Semana Odin de Roberta Carreri, la Aldea Taller de Kai Bredholt y Per Kap Jensen, la ISTA (Escuela Internacional de Antropología Teatral), los Archivos vivientes del Odin Teatret, la práctica del teatro como trueque cultural y el Festuge (Semana de la Festividad), que dramatiza y revela la variedad de subculturas de Holstebro.

“Hoy en día, el Nordisk Teaterlaboratorium está profundamente arraigado en la historia y los desafíos del presente de Holstebro. Su entorno incluye numerosos núcleos independientes dirigidos por artistas teatrales, académicos y empresarios cuyas actividades están dentro de la mentalidad y la forma de proceder del ‘laboratorio’: explorar, a través del arte del actor, nuevas relaciones y condiciones para que lo inesperado suceda.

“Es hora de que entregue el comando, la responsabilidad y la carga de las decisiones diarias a aquellos que saben cómo mantener lo esencial que mis compañeros y yo hemos destilado durante estos cincuentiseis años. Fui el director de un teatro que quería intervenir en la realidad que nos rodeaba. Seguí la estrategia de los círculos en el agua. Tiré una piedra que sabía cómo y dónde tirar. Los círculos se ensanchan, mueven cosas cercanas, producen pequeñas corrientes invisibles. Pero yo, que tiré la piedra, tampoco puedo pretender determinar su futuro.

“Como nube sigo mi viaje. Estoy probando dos nuevos shows con mis actores Odin. Continuaré reuniéndome con los grupos del Tercer Teatro. No descuidaré mi investigación sobre la transición del espacio interior del actor a su primer gesto perceptible en el espacio compartido con el espectador.

“No tengo herederos ni herencias para salir. Mi enseñanza no se transmite ni se extingue. Se evapora. Y cae como lluvia sobre la cabeza de quienes no la esperan”.

Eugenio Barba

Fuente: Boletín En Conjunto del Departamento de Teatro de Casa de las Américas

(Tomado de: http://www.artezblai.com/artezblai/el-nordisk-teaterlaboratorium-odin-teatret-busca-nuevo-director-a.html)

(Visitado 5.031 , Hoy 1 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
Hasta El Lomerío Espirituano, Teatro A Todo Tren

Jóvenes y experimentados teatristas, con mochilas repletas de sueños, fantasías e historias, recorrieron comunidades intrincadas del territorio espirituano como parte...

Cerrar