Rogelio Meneses: Un Hombre De Fiesta Y Fuego

Rogelio Meneses: Un Hombre De Fiesta Y Fuego

Por Katiuska Betancourt Montero

Sería imposible hablar del Festival del Caribe y no mencionar a Rogelio Meneses Benítez, hombre de teatro, profesor, dramaturgo y excelente promotor cultural que tuvo el privilegio de estar entre los fundadores del Festival de las Artes Escénicas de Origen Caribeño, hoy Fiesta del Fuego.

Su entrañable amistad con Joel James y su admiración hacia él convirtieron a este binomio en un eslabón inquebrantable dentro de la cultura de Santiago de Cuba.

Camagüeyano de nacimiento, llegó a esta urbe siendo un joven fascinado por el teatro que se hacía en esta región del país. Entre sus mayores dichas estuvo conocer a hombres y mujeres que como él se encontraban prendidos por el arte teatral y, tal vez sin proponérselo, se empeñaron en dejar una huella indeleble en la cultura santiaguera y, por qué no, en la de toda Cuba.

Es por ello que a la par de su trabajo como actor en el Conjunto Dramático de Oriente, más tarde denominado Cabildo Teatral Santiago, y con la llegada en la década del ‘80 de este festival, ya Meneses y el resto de los fundadores tenían claro qué querían lograr al mostrar en Cuba, y luego en el mundo, esta festividad.

“Existía una imagen distorsionada y apócrifa de los grupos que mantenían viva la tradición. La idea era crear un espacio donde el reconocimiento mutuo de estas agrupaciones que nunca fueron reconocidas como aficionadas ni como profesionales, y que nunca recibieron un tratamiento acorde con el fenómeno de sus expresiones tuviera lugar”, comentó en una oportunidad.

Su visión como director artístico de este evento, desde sus inicios y hasta el 2005 aproximadamente, le llevó a plantear que el mayor logro del Festival del Caribe había sido caracterizar cada área de la ciudad, y haber dado a conocer internacionalmente la cultura de Santiago, darle una personalidad a la cultura cubana y traer el arte caribeño a la gente.

Sentenciaba Meneses que toda su generación había aportado una visión más integral para el teatro cubano, con esa mirada fundamentada en nuestras tradiciones. Meneses, Carlos Padrón, Ramiro Herrero, Raúl Pomares y Joel James recopilaron toda una etapa popular y la dimensionaron.

Meneses entregó su vida al teatro de esta ciudad y al Festival del Caribe. Promover la cultura popular tradicional, los sistemas mágico- religiosos y las representaciones más auténticas de nuestra cultura siempre marcaron su rumbo y su obra.

De ahí su empeño por afirmar que “la cultura del hombre necesita cada vez más la infinitud de la memoria, para no ser un futuro objeto medible y cambiable como único resultado de la Historia”.

Justo en el año en que se realiza la Edición Homenaje de la Fiesta del Fuego, recordamos al hombre que también soñó este festival.

 

CONTENIDO RELACIONADO

Homenaje A Los 40 Años Del Festival Del Caribe

Comparta nuestros contenidos en redes sociales: