Héctor Rodríguez: “Donde quiera que canto represento a Cuba”

El tenor cubano Héctor Rodríguez ofrece declaraciones exclusivas a Cubaescena sobre su participación en el Festival Lírico del Caribe celebrado en República Dominicana

Por Liset Prego

Las nuevas tecnologías tienen esta seductora manera de hacernos coincidir. Ahora no sé cómo comenzó todo, quién pidió amistad a quién, pero Héctor Rodríguez fue apareciendo en mis notificaciones de Facebook, y de pronto me enteré de que viajaba a República Dominicana, que asistía a un importante evento de canto lírico, y pude seguir paso a paso su estancia en el país vecino, sus vivencias. Casi alcancé a percibir las emociones. Pero ese casi no era suficiente, así que lo abordé, chat mediante, para conocer los detalles de su participación en el primer Festival Lírico del Caribe.

Héctor fue muy atento con esta desconocida que ya a su regreso a Cuba, le asaltaba indagando sobre cada momento de su estancia en Santo Domingo y lo hacía a más de 700 kilómetros de distancia. Así supe que para él “es de una significación enorme el Festival Lírico del Caribe. Es la primera vez que en esta área se hace un evento de tal magnitud, sobre todo rompiendo con tantos esquemas como ha sido el caso.

Se acostumbra que los cantantes latinoamericanos y caribeños nos movamos hacia Europa en busca de oportunidades, en festivales, concursos, becas, y creo que es tiempo de que se comience a cambiar esta costumbre y que se empiece a ver a América Latina y el Caribe como una potencia, en lo que al mundo de la música y el canto lírico respecta.

Este festival se distingue porque, pese a que se concursó para formar parte de los seleccionados, de alguna manera no era un concurso sino una oportunidad de ver con qué talento se cuenta en el área del Caribe, de reunir en un mismo lugar una selección de las mejores voces y hacer un gran concierto. Este se hizo el 9 de mayo, no es casualidad puesto que es el día de Europa, y el principal patrocinador del evento fue la Unión Europea”.

La gala se realizó en el Teatro Nacional Eduardo Brito, de Santo Domingo, y según atestigua el joven tenor cubano “fue un día de fiesta para la música lírica en la región”.

Sobre la gran noche contó:

“cada artista seleccionado interpretó obras de lo más selecto del repertorio operístico y de la zarzuela, arias de óperas tan famosas como Tosca, Carmen, Tannhauser, de Wagner. Se interpretaron zarzuelas desde La tabernera del puerto, hasta el Canto esclavo, de Cecilia Valdés. En lo particular interpreté el aria E lucevan le stelle, de Giacomo Puccini y la Romanza de Leandro, de Pablo Sorozábal.

El concierto estuvo bajo la conducción de dos grandes maestros, Darwin Aquino y Alberto Rincón, este último director titular de La Orquesta Sinfónica Juvenil de República Dominicana la cual nos dio el enorme placer de acompañarnos.

La noche estuvo llena de sorpresas. El público estaba a la expectativa todo el tiempo dado que las obras que se interpretaron son muy conocidas. Hubo varios momentos donde me sentí de una manera extraordinaria: el primero fue un dúo casual con el tenor José Heredia, del país anfitrión. Unimos nuestras voces en el Oh sole mio y fue algo sui generis. Después todos los cantantes interpretamos juntos una canción napolitana bellísima que se llama “Non ti scordar di me”, de Ernesto de Curtis, y luego lo que fue la sorpresa de la noche, en un concierto de esa naturaleza, resultó que terminamos cantando todos “La bilirrubina”, de Juan Luis Guerra, algo superrupturista que dejó los ánimos bien arriba y particularmente a mí me hizo muy feliz”.

“Donde quiera que canto represento a Cuba”, enfatizó el cantante, que con 27 años ya recorre el mundo.  Los proyectos de Héctor no se detienen pese a las limitaciones que ha impuesto la COVID-19 en el ámbito de las artes.

“De inmediato, producto de este festival, la ministra de cultura de República Dominicana, Doña Carmen Heredia, me extendió una invitación a realizar en agosto una serie de conciertos en Santo Domingo con el coauspicio de la embajada de México y su embajador, el excelentísimo señor Carlos Peñafiel. En octubre estaré debutando en la Ópera de La Coruña, en España, y es posible que, antes de terminar 2021, debute en el rol del tenor de la ópera Simón Bocanegra.

Para el 2022 tengo varios retos personales como participar en un importante concurso; debutar en dos roles, de mis preferidos escritos para tenor: el personaje de Lenski, de la ópera Eugenio Oneguin, de Chaikovski y el personaje de Federico, de L’arlesiana, obra de Francesco CileaTambién planeo participar en una serie de conciertos en Panamá, Costa Rica y la propia República Dominicana”.

Actualmente Héctor Rodríguez es tenor solista de la Asociación Grupo Lírico de Panamá y de la Fundación Ópera Latinoamericana; además es tenor del catálogo de las agencias Marén Artists, de Madrid, y Trucco Management, de Italia.

Fotos cortesía del y tomadas de su perfil de Facebook.

 

De la autora leer también:

Katherine Perzant y la belleza discordante de las diferencias

 

 

 

(Visitado 113 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
Un Festival De Solos Acompañados… Y Multiplicados

Como ocurre con frecuencia por la mayor facilidad para moverse, no pocos invitados al Festival de Teatro de La Habana...

Cerrar