TEATRO DE LAS ESTACIONES, RETRATO PARA UN ESTRENO

TEATRO DE LAS ESTACIONES, RETRATO PARA UN ESTRENO

El próximo domingo 22 de julio, a las 11 de la mañana, la Sala Pepe Camejo Camejo, del Centro Cultural Pelusín del Monte, en Matanzas, abrirá nuevamente sus puertas. Lo hará con un regalo veraniego para toda la familia, el estreno del espectáculo Retrato de un niño llamado Pablo, por Teatro de Las Estaciones.

Según las palabras de la teatróloga Yudd Favier, asesora dramática de la compañía matancera, el repertorio de Las Estaciones, agrupación que se acerca a sus primeros 25 años, “está engrosado por un extenso catálogo de niños-héroes: Pelusín del Monte, Doralina, Federico, Pilar, Alicia, Juancito y María, Wilo y Karola, el Pastorcillo y el Príncipe…”; para la especialista todos estos pequeños protagonistas “salen a explorar un mundo ficcional, intercambiando con personajes míticos, con animales parlantes o con objetos mágicos; en una experiencia  que se realiza fuera del hogar,  en una aventura de crecimiento que se concreta a través del viaje. Sin embargo, el niño del nuevo montaje realiza un viaje introspectivo, al interior de su familia, al entramado diario de su vida de niño común.”

Retrato de un niño llamado Pablo, concebido por su director artístico Rubén Darío Salazar, como el psicoanálisis de un infante actual con figuras y actores en ocho flashazos, mezcla a actores de experiencia, como el propio Rubén Darío, Iván García, María Laura Germán y María Isabel Medina, con Arlettis González y Roberto Águila, noveles intérpretes del retablo, a los que se suma como actriz la joven soprano Lucelsy Fernández.

Graduada en la especialidad de canto lírico, en la Universidad de las Artes en La Habana, Lucelsy también se hizo cargo del entrenamiento vocal de los titiriteros, además de interpretar junto a ellos los principales temas musicales de la puesta en escena.

Raúl Valdés, premiado por sus bandas sonoras para diferentes agrupaciones escénicas matanceras, fue el compositor elegido. Yadiel Durán, bailarín y actor titiritero, se encargó de la coreografía. El maestro Zenén Calero volvió a poner su especial sello estético a la escenografía, los vestuarios, las luces y los muñecos. La doctora Ahymé Varela asesoró al grupo en los aspectos referentes a la psicología infantil y adulta, tanto para ella como para la asesora del conjunto teatral, Pablo puede ser el niño que vive al lado, el amiguito de la escuela o probablemente el niño que vive en nuestra propia casa y está siempre deseoso de nuestra atención. Entonces este retrato de estreno que nos ofrecen en la Sala Pepe Camejo durante julio y agosto, podría ser el mejor pretexto para dar una vuelta por los predios de Teatro de las Estaciones.

Cartel de Abdel de La Campa Escaig

Comparta nuestros contenidos en redes sociales: