“Miriam Poseía Una Sonrisa Muy Bien Vestida”

Entrevista con Nieves Laferté, directora de la Galería Raúl Oliva, a propósito de la inauguración de la expo Dueña(s) de la urdimbre, la trama y el estilo.

Entrevista con Nieves Laferté, directora de la Galería Raúl Oliva, a propósito de la inauguración de la expo Dueña(s) de la urdimbre, la trama y el estilo

Por Mery delgado

Miriam Dueñas era una persona muy sanguínea, muy vital, con un sentido del humor inigualable, pero cuando estaba en las pruebas de vestuario, tenía una serenidad que casi ningún diseñador tiene en esos momentos, porque empezamos a ponernos nerviosos, lo que teníamos planificado está todo ahí, pero parece siempre que nos falta algo. Así nos habla Nieves Laferté, directora de la Galería Raúl Oliva, al referirse a la maestra, diseñadora y amiga Miriam Dueñas, a quien está dedicada la primera muestra de este 2020, en la Galería Raúl Oliva.

Dueña(s) de la urdimbre, la trama y el estilo, se titula la exposición que durante dos meses podrá ser visitada en los altos del Complejo Cultural Bertolt Brecht, donde radica la única galería cubana de diseño escénico.

Era una deuda que teníamos, y quisimos abrir el año precisamente en febrero, mes de su cumpleaños.

Desde noviembre un equipo liderado por Laferté empezó a rastrear por varias instituciones culturales las huellas de Miriam Dueñas.

Empezamos por lo elemental, buscando un currículo de Miriam y por suerte en ECURED aparece uno bien detallado. Pero dentro de lo detallado tiene una ausencia, que son los títulos de las obras de teatro diseñadas por ella. Yo estuve en el Teatro Político varios años con Miriam, y allí tuvo diseños memorables como el Don Juan, de Moliere, o El rojo y el pardo, incluso cuando el hijo de Miriam nos deja acceder a todos los materiales de Miriam, aparecen solo algunos bocetos técnicos, pero ninguno artístico-añade la curadora.

El almacén de vestuario del ICAIC, el Conjunto Folclórico Nacional, personas cercanas a Miriam, así como algunos diseñadores, se unieron para proporcionar vestuarios y bocetos a tan digno homenaje.

Este rastreo nos llevó desde noviembre y descubrimos cosas interesantes, entre los materiales que su hijo Carlos nos ofreció generosamente para esta muestra. La preparación de sus clases como profesora, en la que destacaba su buena escritura y un programa a una exposición de Jesús Ruiz que se hizo en el Museo Colonial, cuyas palabras escribió como si estuviera diseñando con ellas.

Las personas que la conocieron superficialmente saben que era una mujer que vestía muy bien, elegante, que siempre sorprendía con su presencia, algo de lo que yo hablo cuando me refiero a ella, era que Miriam poseía una sonrisa muy bien vestida.

Me entusiasmo con la entrevista a Nieves Laferté, porque deja ver singularidades que la exposición no mostrará, y que hablan de amistad, admiración profesional y lecciones de vida.

Yo la veía a ella en las pruebas de vestuario y realmente sentía una sana envidia, por esa entereza, por ese ánimo que tenía para bordar esa parte del diseñador de vestuario que son las pruebas, que son lo más importante, porque ahí es donde se decide la imagen del personaje, ahí es donde se desnuda al actor, y eso ella lo hacía magistralmente.

Desde finales de los 60, Miriam empieza a mostrar su valía. Y gracias a la mediación de la maestra María Elena Molinet, antes de graduarnos empezábamos a confraternizar con diseñadores que tenían un nombre: Eduardo Arrocha, Julio Castaño, Salvador Fernández. Y Molinet proporcionaba en sus tertulias esa mezcolanza donde nosotros aportábamos nuestras ideas, y Miriam se pintaba sola para eso. Era muy comunicativa.

La exposición está integrada por diseños artísticos, menos de los que yo quisiera, bocetos técnicos de la realización de los trajes, así como accesorios, algunos de los vestidos y sobre todo un ambiente que estoy segura que ella se sentiría muy bien en ese espacio.

Casi al concluir, le pregunto cómo ve el diseño de vestuario y el papel de la mujer en estos años y añade certeramente: La presencia de la mujer en el diseño de vestuario ha sido fundamental, incluso en estos momentos pienso que está descollando un nombre femenino que es el de Celia Ledón, con unos resultados realmente fabulosos.