Jóvenes artistas muestran su apoyo a la cultura cubana

Jóvenes artistas muestran su apoyo a la cultura cubana

Nuestro país continúa recibiendo el apoyo de asociaciones nacionales y extranjeras, en un momento medular en que ha sido atacado por enemigos con los más diversos ropajes. Recientemente, un grupo de jóvenes creadores que se han convertido en referentes por la rapidez y la permanencia con que se han colocado en la vanguardia de la creación artística cubana, se reunieron con funcionarios del Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE) para continuar abriendo espacios de diálogo sobre cuestiones de interés relacionadas con la situación del país en los últimos meses.

El grupo estuvo integrado por Grettel Morejón y Dani Hernández, primeros bailarines del Ballet Nacional de Cuba (BNC); los actores Denys Ramos, Jorge Enrique Caballero; el primer bailarín del Conjunto Folclórico Nacional, Leyván García, y el director escénico, Carlos Sarmiento.

En el patio de la sede del CNAE, los jóvenes fueron recibidos por Fernando Rojas, Lillitsy Hernández y Rafael Pérez-Malo, presidente y vicepresidentes de esa institución, respectivamente. A modo de introducción, Rojas conversó con los presentes sobre los sucesos vinculados con las personas que se reunieron frente al Ministerio de Cultura (Mincult) en noviembre pasado, así como los encuentros de diálogo que han tenido lugar posteriormente con grupos de artistas, en diferentes espacios e instituciones culturales.

En el intercambio se confirmó lo que en otros espacios se ha ratificado sobre estos procesos de intercambio, que “para los jóvenes y para todos aquellos artistas que se reunieron frente al Mincult el 27 de noviembre, que no han comprometido su obra con los enemigos de la nación cubana, siguen abiertas las oportunidades de diálogo, como ha sido una práctica histórica de las instituciones culturales de la Revolución”.

Carlos Sarmiento abrió el intercambio de opiniones y recordó cómo en varias ocasiones él mismo ha sido protagonista de fuertes discusiones con dirigentes del CNAE y de la AHS, exigiendo sus derechos, y siempre ha sido escuchado, unas veces ha estado satisfecho y otras no, pero eso no le ha impedido decir sus opiniones públicamente, frente a las personas implicadas en cuestiones de las artes escénicas. Aclaró que la Televisión Cubana no supo dar la mejor cobertura a estos sucesos y que “satanizó” demasiado algunos momentos que pudieran haber sido mejor explicados y presentados. Sarmiento es el director de Selfie, pieza con largas temporadas en el circuito de la Calle Línea y de la cual, la crítica ha dicho que cuestiona procederes pero que apuesta por “permanecer y prevalecer en medio de un contexto cambiante y complejo, pero propio”.

Jorge Enrique Caballero, actor del grupo Buendía, así como director y protagonista de unipersonales como Brindis de Salas o Kid Chocolate, en medio del debate expresó:

«Yo he hecho público por dónde pasan mis exigencias en el arte, he comentado en redes sociales de los objetivos que tiene el arte en mi país. Y sé que puede haber censura o no, que más que censura es incomprensión, pero sé que vivimos en un lugar donde el diálogo es posible. Siempre digo que hemos tenido en Cuba obras muy fuertes como Chárenton o La tempestad, obras de Buendía que fueron muy importantes, que incluyen una crítica aguda, pero a la vez son de un vuelo artístico tremendo y están en nuestra memoria histórica.

«Por otro lado, como he dejado clara mi posición, he sido blanco de un ciberataque muy fuerte y ante eso los he dejado en el silencio, los ignoro porque lo que más les duele es que uno diga lo que piensa abiertamente.

«Reconozco que nuestras instituciones no son perfectas. Todos hemos tenido algún roce con las instituciones, pero al final lo que queda es la obra de uno.  También sé que hay un mundo más allá de la propia obra, pero considero que ese es mi rasero y con eso avanzo. Lo que me llama la atención es cómo en los ataques que recibo a través de las redes sociales, se toman el atrevimiento de criticar mi posición de apoyo a las instituciones y lo que pienso frente los problemas que vive el país. Este es un país que está cambiando y nosotros tendremos que cambiar frente a todo ese panorama que ya está en marcha.

“Muchos me dicen que yo estoy a otro nivel. Eso me da gracia, porque soy un tipo de a pie y paso tanto trabajo como la mayoría de los cubanos. Con todo y eso, no le permito a nadie que insulte a la bandera cubana en mi presencia, ni con un performance ni con nada.

“Hay artistas resentidos y argumentan que su obra no ha sido suficientemente apoyada. Pero cuando vas a ver su trabajo, te das cuenta que tienen un montón de problemas elementales; sin embargo, pueden seguir haciendo teatro, tienen una producción, reciben un salario mensual, se les programan giras por el país, cuando en verdad su trabajo deja mucho que desear. Creo que la institución también recibe críticas porque ha sido muy paternalista”.

Gretell Morejón llamó la atención de cómo los medios de comunicación no reflejan situaciones graves como son los actos que atentan contra un hospital o una tienda. “Yo estoy convencida que ningún cubano se puede alegrar con que alguien atente contra un hospital materno. Y no se dice en los medios para no crear pánico. Pienso que hay que hablar de esas cosas porque están pasando y la gente lo tiene que saber de primera mano. Eso ya no tiene que ver con que si estoy a favor o en contra de la Revolución, eso es falta de humanismo, es vandalismo, y la gente lo tiene que saber”, agregó la primera bailarina del BNC.

Denys Ramos, actor que ha participado e varias telenovelas y protagonizó la obra Dudo, de Teatro El Público bajo la dirección de Carlos Díaz, explicó que hay que mantener la paz con quien hable en términos de paz y no con quien quiere hacer una guerra. “Entiendo que hay personas que están en contra del gobierno cubano, pero me pregunto ¿eso también es estar en contra de la cultura, de los símbolos patrios de tu país, de tu identidad nacional, de tus raíces, de tu patria? No puede ser que estés en contra de lo que te dio vida, de tu familia, de tu madre, de tu generación… Muchas veces se confunden las cosas. Que nadie piense que en otros países un grupo de gente se ponen a protestar fuera de una institución del gobierno y no hay policías cerca. Por el contrario, los policías están dentro del lugar y defienden ese espacio a cualquier precio.

Jorge Enrique Caballero volvió a tomar la palabra para llamar la atención de cómo han querido utilizar los gremios y enfrentarlos a las instituciones. Habló del tema del racismo y cómo se ha manipulado para tergiversar muchas cosas. Para él el conflicto de la racialidad en Cuba supera a las instituciones y hay que seguir trabajando sobre eso. No se puede ver al gobierno como un enemigo en este tema. Recordó que él, con su trabajo, ha hecho fuertes críticas sobre los conflictos de la racialidad, pero que con su trabajo solo aporta un elemento a una rica historia donde hay nombres de mucho prestigio en el teatro cubano como Gerardo Fulleda, Alberto Pedro, Fátima Patterson, Eugenio Hernández Espinosa…

“Hay mucha gente hablando desde el teatro sobre la importancia del negro en la cultura cubana, en la historia de Cuba como nación. Hay mucha gente hablando del tema desde las instituciones, que no están divorciadas de este asunto. Mi espectáculo más reciente es todavía más crítico hacia el tema del racismo. Entonces, no puedo apoyar a gentes que hablen de ‘los artistas negros y maltratados en este país’; eso no me interesa y no lo voy a permitir bajo ningún concepto, porque eso solo es muestra del desconocimiento que hay.

“Pasa igual con el tema de la mujer. No reconocen que una mujer artista en este país tiene tanto poder o más que un hombre. Eso es real. Y es que todo el tiempo están buscando zonas para criticar y tratar de ganar terreno. Y no hacen visibles otras cosas como es que en este país la gente no ha dejado de ganar un salario en medio de una pandemia. Puede ser malo, bajo, pero lo tienes”.

En este punto, Lillitsy Hernández acotó que en los eventos en línea en los que el CNAE ha participado, muchas veces es delicado decir la manera en que Cuba ha apoyado a sus artistas en medio de las difíciles condiciones, porque en otros lugares la gente ha tenido que hacer colectas para salvar a actores y actrices que la han pasado muy mal, porque no tienen con qué sobrevivir y han tenido que reinventarse solos. La vicepresidenta del CNAE también recordó que la institución ha “rescatado” a muchos artistas nuestros que se quedaron varados en otros países en medio de la pandemia, y no tenían recursos para volver a Cuba.

Leyván García, líder de los jóvenes creadores del Conjunto Folclórico Nacional, dijo que no está de acuerdo en que las críticas a la Televisión Cubana sean tan severas porque el “bombardeo” a la Revolución ha sido despiadado; y de alguna forma hay que desenmascarar a los que han confundido a los contrarrevolucionarios con gente que hace arte vinculado a las instituciones. Recordó que la campaña contra Cuba y sus artistas ha sido de destrucción.

Sobre este punto, Fernando Rojas, recordó que en varias ocasiones se ha querido fraccionar a los artistas y lo primero con lo que quieren terminar los adversarios de la Revolución es con la cultura cubana, por eso la concentración de noviembre pasado fue frente al Mincult y no frente a otra institución del estado. Rojas dijo que “hay una conexión muy clara de las políticas cubanas con la vanguardia artística”.

El viceministro recordó: “cuando nosotros pospusimos la Bienal de La Habana en 2018 que la pasamos para 2019, inventaron la ‘Bienal 00’ que era para poner a la institución en evidencia. Total, la Bienal de 2019 fue un éxito. Luego pasaron los problemas de la Muestra Joven de Cine, en la que hubo que tomar alguna decisión compleja, y ahí hubo otro grupo que tiene opiniones muy críticas y se vincula con los gestores de aquel invento. Y, en verdad, no puedo decir que son artistas mercenarios, pero evidentemente se estableció un tipo de conexión que va contra la institución. Entre las 30 personas que en noviembre pasado entraron al Mincult, había algunos que estaban conectados con estos temas, pero con mucho resentimiento contra la institución, asunto que se usa todo el tiempo como argumento.

“Ese es un tema al que tenemos que darle seguimiento y ver cómo lo resolvemos. Pero, definitivamente, están apuntando contra la institución cultural y eso está conectado con la famosa lista roja de artistas cubanos que no pueden entrar en Estados Unidos y que hicieron pública allí el año pasado. Pero no miran que si en Cuba no hay instituciones culturales tendrán que olvidarse del arte contemporáneo, porque de manera general, el teatro y la danza contemporánea en este país, y es un orgullo decirlo, están subvencionados completamente por la institución. Este es un tipo de creación que promovemos totalmente y nadie puede sentirse mal por eso, porque estamos aquí para sostener a la vanguardia artística cubana”.

En el encuentro, los jóvenes crearon un rico ambiente de intercambio donde quedó claro que los razonamientos, aunque sean polémicos con las instituciones, son un pilar fundamental para proteger a la cultura cubana de los constantes ataques que recibe en el escenario actual. Los jóvenes artistas abogaron por la paz, el diálogo y la comprensión entre cubanos, en un momento tan crucial para el país y su Revolución.

Redacción Cubaescena

Imagen tomada del periódico Invasor

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.