Acotaciones De Un Balance Por La Danza

Balance sin precedentes fue el realizado recientemente en el Centro de Danza de La Habana. María del Carmen Borroto, directora de la institución, estuvo a cargo de  organizar un evento que contó con la asistencia de los directores de las agrupaciones que integran su catálogo.

Por Geraldin Beymor Santana / Fotos Buby Bode

Balance sin precedentes fue el realizado recientemente en el Centro de Danza de La Habana. María del Carmen Borroto, directora de la institución, estuvo a cargo de  organizar un evento que contó con la asistencia de los directores de las agrupaciones que integran su catálogo.

La jornada tuvo la presentación de algunas escenas de obras pertenecientes al repertorio de Raíces Profundas, la Compañía Rosario Cárdenas, Flamenca Ecos, y el colectivo que dirige el maestro Santiago Alfonso.

Fernando Rojas, viceministro  de cultura y actual presidente del Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE), estuvo presente en este resumen anual y con su visita constató la calidad y diversidad de las compañías mostradas. Las actuaciones fueron el oppening y epílogo del balance, donde fue expresada la política del Centro de la Danza de La Habana de apoyar y dignificar el trabajo de las compañías que integran su nómina sin realizar distinciones estilísticas.

Con una asistencia récord del 98 por ciento de los convocados, María del Carmen Borroto reflexionó en torno a lo realizado en 2019, en las áreas de Economía, Recursos Humanos y Relaciones Internacionales, a las que felicitó por su plausible trabajo en la contratación de las compañías de reciente incorporación al Centro, la atención al Servicio Social, la evaluación de los bailarines, la gestión del aumento salarial con sus particularidades, la rapidez con la cual fueron gestionadas la tramitación de documentos para la salida de los bailarines y las compañías al extranjero, entre otros puntos importantes.

En el área de Desarrollo Artístico se detuvo con profundidad y expuso un extenso plan de actividades que fueron realizadas en 2019, entre las que sobresalen la realización de visitas técnicas, los talleres, la asistencia a los espectáculos de las diferentes compañías, la promoción de las actividades programadas, entre otras. Un punto destacable es la actualización del Dossier y el Patrimonio digital del Centro de la Danza de La Habana, que hoy incluye las nuevas agrupaciones incorporadas al catálogo, además de reconocer a bailarines, directores de compañía, especialistas y directivos agasajados en 2019.

La escasa participación de la crítica especializada en los espectáculos danzarios fue uno de los temas de interés, en este balance. Se cuestionó la legitimidad en la selección de los Premios Villanueva, por un gremio de especialistas que desconocen o no asisten a gran parte de la producción danzaria de La Habana, y en especial la del género folclórico.

Por su parte, el maestro Santiago Alfonso, Premio Nacional de Danza, solicitó la intervención del CNAE respecto a la comercialización de recursos aparentemente “particulares” en teatros de la capital; es decir el alquiler de equipos de luces, sonido, y personal de apoyo; elementos imprescindibles para enfrentar una puesta en escena.

Fernando Rojas confirmó que serán destinados los recursos necesarios para la reparación del Teatro Mella. Para ello, se realizará una estricta selección de los especialistas y del equipamiento para llevar a buen término la remodelación de ese espacio fundamental para el desarrollo de la danza en la capital cubana.

La entrega del Teatro Fausto al Centro de Danza de La Habana fue otra de las primicias anunciadas en el encuentro, así como la cercana creación de una Unidad Docente que logre unificar y preservar el rigor técnico y estilístico en la práctica del Folclore en Cuba.

El Centro de Danza solicitó al CNAE su colaboración para visibilizar, en 2020, espacios de ensayo para las compañías que aún permanecen sin sede, la asignación de equipos tecnológicos que garanticen el trabajo de los departamentos de Economía, Recursos Humanos, y en especial de la Sub-Dirección Artística. A su vez crear condiciones para dinamizar la divulgación de las actividades y espectáculos de las diferentes compañías, de la institución y con ello acercar al Centro, a esos espectadores que de manera permanente utilizan las nuevas tecnologías.

La coreógrafa Yolena Alonso expresó su interés en establecer estrategias que puedan crear un sistema de Gestión Empresarial, para potenciar la calidad estética de los espectáculos acorde con la visualidad de los presupuestos que rigen internacionalmente. Con pasos como estos, será posible la autogestión de las agrupaciones que dependen de la liquidez del estado para desarrollar sus poéticas; reclamos que contaron con el apoyo del viceministro de cultura, y acercó a artistas y directivos a un diálogo inmediato en pos del desarrollo de la danza que se produce en La Habana.

Compañía Flamenca Ecos, dirección Ana Rosa Meneses.

Al finalizar, Fernando Rojas felicitó la labor institucional del Centro de la Danza. Los artistas expresaron su disposición en apoyar la política cultural que multiplica las presentaciones artísticas hacia la comunidad, a los diversos grupos etarios y a las zonas desfavorecidas, que sirvan de base para llevar sus propuestas en varias direcciones y ampliar la atención de los públicos.

Foto de portada / Tomada de la página en Facebook Centro de Danza de la Habana – CDH

CONTENIDO RELACIONADO

Danza hacia el “Infinito”