Teatro De Las Estaciones De Gira Por Cuba

Teatro De Las Estaciones De Gira Por Cuba

Por Rubén Darío Salazar

Es maravilloso girar por el mundo, ser un ciudadano global e ir al encuentro de la Torre Eiffel en París, el Teatro Bolshoi en Moscú o el Teresa Carreño en Venezuela, admirar los pueblos mágicos mexicanos o caminar de noche por la cosmopolita Nueva York, pero… lo confieso, siento un especial placer en irme de gira con mi grupo de teatro por la isla de Cuba. No sé cómo programan sus recorridos nacionales otros conjuntos, pero Teatro de Las Estaciones los arma con una dramaturgia plena de sentido. El único territorio del país donde no nos hemos presentado ha sido la Isla de la Juventud. Nunca un grupo de allí o alguna institución nos ha invitado, es un placer inmenso llegar a un sitio donde uno es esperado.

La gira nacional de 2019 tiene como principal motivo celebrar nuestros 25 años. La obra elegida: Retrato de un niño llamado Pablo, nuestro estreno en 2018, solo visto en Matanzas, Camagüey y La Habana. Premiada en diferentes concursos y eventos (Viilanueva de la crítica, Rubén Vigón de diseño, Adolfo Llauradó de jóvenes actores y Caricato Uneac de teatro para niños), elegimos representarla en Santa Clara (1 y 2 de junio), la única provincia del país, además de Matanzas y la capital, donde se ha visto casi todo nuestro repertorio desde que nos fundamos. Público especial, amigos teatristas, gente entusiasta, ciudad llena de opciones culturales, un coliseo teatral como La Caridad que nos abre las puertas de su escena histórica.

Ciego de Ávila, donde radica el Guiñol Polichinela que dirige Yosvani Abril, titiriteros que aman su profesión, organizan un evento y tienen una sala confortable (5 y 6 de junio). Teníamos la deuda de regresar allí con el grupo completo, como lo hicimos en 2011. Nos esperan y reclaman, que mejor motivo.

Si hay un colectivo en nuestro país con el que coincidimos en muchos asuntos orgánicos es con Teatro Tuyo, de Las Tunas. Ambos grupos radicamos fuera de la capital, mantenemos abierta y con diferentes opciones una sede-casa (8 y 9 de junio). Somos inconformes con lo logrado y no nos acomodamos en laureles que van y vienen, organizamos eventos que promueven y buscan desarrollar la profesión a que nos dedicamos, nos gusta la pedagogía y la practicamos, y además tenemos un feeling familiar que coloca los afectos en un espacio muy especial del pecho. En Las Tunas cerraremos y nos lo traeremos con nosotros a Matanzas, de regreso de la gira, para celebrar sus 20 años en nuestra sala, que es la sala de ellos también.

Girar tiene que ser no solo un placer, sino también una imperiosa necesidad.

Foto Sonia Almaguer

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
,