Punto Fugaz: Espacio De Confluencias, Plural Y Diverso

Punto Fugaz: Espacio De Confluencias, Plural Y Diverso

Por Doria Alderete / Fotos Rachel García

El espacio Punto Fugaz se convierte en pretexto para la reflexión sobre el binomio arte-sociedad desde la perspectiva artística. Las representaciones o presentaciones que allí tienen lugar hablan por sí solas. La Compañía Rosario Cárdenas abre sus puertas para dialogar sobre el acontecer actual de las manifestaciones artísticas, inmersas en una sociedad como la nuestra. La danza y sus lenguajes, los derechos femeninos, la música y la investigación social fueron los protagonistas de la tarde del pasado 28 de marzo.

Presentación de la revista UH. De izquierda a derecha, la coreógrafa Rosario Cárdenas, y la doctora, Lázara Menéndez.

Como siempre abre el encuentro la compañía anfitriona, esta vez con un pez tanze de la obra Tributo al Monte. Esta pieza está inspirada en El Monte, texto que recrea el universo africano con de autoría de Lydia Cabrera.Por otro lado, se presentó Para amanecer mañana, hay que dormir esta noche, título monográfico de la revista Universidad de La Habana, que reúne textos de la doctora Lazara Menéndez, ganadora del Premio Editorial UH, en 2016. Importante lectura para los amantes de la cosmogonía de la religión afrocubana desde una mirada contemporánea y antropológica.Las danzas urbanas llegaron al espacio gracias a la Compañía ABCD procedente de la Universidad de La Habana, bajo la dirección de Damián Buzón. El colectivo presentó un fragmento de la obra Psicosis, en la que abordan los riesgos del consumo de drogas. Maité Díaz llevó dos materiales audiovisuales que abordan la campaña contra la violencia hacia la mujer. Aunque breves mostraron lo arraigadas que están estas prácticas en la sociedad tanto por hombres como por las propias mujeres.

De Pinar del Río llegó Danzaire con dos fragmentos del espectáculo Convergencias. Esta agrupación, dirigida por Yurién Porras, presentó esta obra con el estilo neoclásico. Por su parte, Yunier Perez, joven trovador graduado de la carrera Historia del Arte, ofreció al público tres temas de su autoría. Con voz particular abordó la situación de la trova en Cuba y su vida amorosa.

El Conjunto Folclórico Nacional llegó con la dinámica obra Éshu, de Manolo Micler. Defendida por tres bailarines que interpretaban a Eleguá, motivaron al público a bailar junto a ellos. Una de las sorpresas del día fue la rifa de cuatro ejemplares de la revistas de la UH, y dos camisetas de la Campaña contra la violencia hacia las féminas.Los últimos jueves de cada mes, a las cinco de la tarde tiene lugar este encuentro interdisciplinario y multireferencial, ideal para confrontar experiencias diversas. Es Punto Fugaz, como lo mencionó la propia Lázara Menéndez «espacio de confluencias, plural y diverso».

 

 

Comparta nuestros contenidos en redes sociales: