Lo bibliotecológico-informativo en las artes escénicas

Lo bibliotecológico-informativo en las artes escénicas

Por Roberto Pérez León

En toda práctica científica debe primar el pensamiento sistémico, la pluralidad de perspectivas, la percepción multidimensional de los fenómenos. Las artes escénicas, como manifestación de la cultura, son un sistema complejo donde no deben existir patrones establecidos; sistema complejo que depende de las manifestaciones ideo-estéticas del proceso sociocultural que sabemos es no lineal y multinivel.
El desarrollo del pensamiento conceptual dentro de las artes escénicas tiene la dinámica propia de un sistema complejo que contiene una información global mayor y más diversa que la suma de cada una de sus partes integrantes.
Las artes escénicas como sistema precisan de una perspectiva de relación que permita conocer su funcionamiento, no desde las partes sino desde la correspondencia y dependencia entre ellas, para así concebir el funcionamiento integral y gestionar su complejidad.
La complejidad precisa de sistematización organizacional capaz de proporcionar una alternativa auténtica con criterio científico para robustecer el carácter social y transformador de las artes escénicas donde no pueden soslayarse las técnicas de procesamiento de la información.
El tratamiento científico de la información puede aumentar, enriquecer y articular la comprensión desde una lógica no lineal capaz de transversalizar las múltiples dimensiones de las artes escénicas y sus intrincadas relaciones dentro de la administración de una cultura subvencionada como la nuestra.
La actividad bibliológico-informativa por su interdisciplinariedad y transdisciplinariedad contribuye a problematizar y trazar soluciones dentro la gerencia cultural.
Como fruto del debido trabajo interdisciplinar entre la Universidad de las Artes y el Ministerio de Cultura, la Facultad de Artes Danzario, en su perfil de Danzología, ha propiciado un trabajo de tesis de pregrado que apertura una concreta interactuación entre la academia y la gestión cultural, precisamente en el ámbito de las artes escénicas.
Se trata de la tesis Virgilio Piñera en la danza cubana. Catálogo Razonado de Obras Coreográficas (1986-2019), de Doria Alderete del Vallín, investigación tutorada por la Dra. Ana Margarita Cabrera Fagundo.
El problema de investigación estuvo planteado desde la pregunta: ¿Cómo evidenciar la relación existente entre la obra literaria de Virgilio Piñera y la danza cubana mediante la elaboración de un Catálogo Razonado de Obras Coreográficas?
El objeto de estudio fueron las coreografías cubanas realizadas entre 1986 y 2019 inspiradas en la literatura del autor de Aire Frío, coreografías que fueron registradas de acuerdo a los requerimientos para la elaboración de un Catálogo Razonado de Obras Coreográficas.

Tres preguntas centraron el trabajo de tesis:

1- ¿Cuántas coreografías cubanas se inspiran en obras literarias de Virgilio Piñera?
2- ¿Cuál ha sido la relación entre la obra literaria de Virgilio Piñera y la danza cubana desde 1986 hasta el año 2019?
3- ¿Cómo reflejar en un Catálogo Razonado de Obras Coreográficas las obras de Virgilio Piñera llevadas a la danza cubana?

Estas interrogantes, dentro del marco epistémico que desarrolla la investigación, declaran la preferencia de la coreografía contemporánea cubana por la obra de Virgilio Piñera. El objetivo del trabajo investigativo ha sido evidenciar el vínculo existente entre la literatura de Virgilio Piñera y la danza cubana a través de la construcción de un Catálogo Razonado de Obras Coreográficas; como instrumento informativo este catálogo enriquece el análisis tanto de la danza contemporánea como de la misma obra literaria que ha tributado a la dancística o viceversa.
¿Y qué es un catálogo razonado? Se trata de un instrumento informativo que documenta el desarrollo de una actividad para preservarla mediante la construcción estructurada de un registro bibliológico-informativo. Un catálogo razonado es un texto especializado de consulta y referencia que compila técnicamente la información posible para documentar el relato, la narrativa de una actividad de manera monográfica.
Un catálogo razonado documenta y registra de manera precisa y exacta a través de indicadores. El diseño requerirá de un algoritmo abierto que, desde las posibilidades de la informática documental, desarrolle con especificidad un sistema automatizado de procesamiento técnico bibliotecológico, almacenamiento y recuperación de la información.
Las ciencias de la información en sus vertientes bibliotecológicas y bibliográficas permiten, asisten y favorecen la toma de decisiones de carácter científico en tanto organizan entornos y a la vez disyunciones que ayudan a conformar un paradigma sistémico informacional dentro del polisistema de la Cultura.
Las ciencias de la información participan en la creación de estructuras epistemológicas capaces de desarrollar percepciones y valoraciones dentro de la complejidad que caracteriza la ruptura de fronteras disciplinares que plantea el fenómeno escénico hoy por hoy.
Una mirada bibliotecológico informativa en las artes escénicas desentraña interrogantes al permitir la transferencia, preservación y diseminación de la información documental que genera la actividad desde la producción así como desde la percepción del hecho escénico, y lo hace a través de disciplinas específicas como la documentología, la archivología, la bibliotecología, la bibliografología; metodológica y conceptualmente estas disciplinas aportan una panorámica de análisis que permite ver la sucesión y evolución de las acciones, lo que facilita la intervención y planificación de las mismas.
La implementación en las artes escénicas de técnicas bibliotecológico-informativas permite un enfoque de perspectivas múltiples con vistas al proceso de creación, percepción y análisis. Una de las técnicas de procesamiento de la información muy viable es el catálogo razonado tal y como lo plantea la tesis Virgilio Piñera en la danza cubana. Catálogo Razonado de Obras Coreográficas (1986-2019).
Trabajos académicos como este por la concreción práctica, por la posibilidad de su puesta en marcha de inmediato deben ser incentivados y promovidas por parte de la Academia; un catálogo razonado además de viabilizar la gestión, promueve la investigación y preservar la memoria escénica; y, además la factibilidad en su implementación es cónsona con la situación técnico-económica del país.
Un catálogo razonado es uno de los muchos instrumentos de acceso a la información, como referencia documental permitirá la toma de decisiones y proyecciones en la gestión de los distintos colectivos escénicos que son datados a través del catálogo que contendrá especificidades con el fin de recopilar la información más relevante y pertinente.
Recientemente se ha creado en las instalaciones del Teatro Nacional un centro para la información en las artes escénicas que lleva el nombre de María Lastayo, esmerada bibliotecaria que durante años se esforzó por instituir sin descanso la organización documental, solo que una empresa de tal magnitud no puede hacerse en soledad como prácticamente ella la hacía. Ahora esta instancia del CNAE que lleva su nombre podrá, con posibilidades que María nunca tuvo, emplear instrumentos bibliotecológico-informativos que viabilicen el acceso y la difusión de la información en el universo de la escena y todas sus posibles manifestaciones.
Un proyecto de esta índole en estos momentos no se concibe sino mediante la automatización de los fondos documentales y la puesta en línea a través de la concepción de catálogos con especificidad y ductibilidad informativa.
La versatilidad de la tecnología digital permitirá contar con archivos vivos de las artes escénicas que podrán ser actualizados sistemáticamente y a los que se podrá acceder en línea con la posibilidad de búsquedas avanzadas por estudiantes e investigadores pues, como proceso abierto, todo catálogo es susceptible de modificación y ampliación de forma permanente.
El trabajo de tesis que comentamos nos puede motivar a pensar en el establecimiento de un modelo bibliotecológico informativo en función de la gestión, análisis y conservación de la producción escénica nacional.

Foto de Portada: Tomado del perfil de Facebook de Doria Alderete. Corresponde al día de la presentación de su investigación.

 

Lea del mismo autor:

Crónica de una desobediencia piñeriana de hace 80 años

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.