Alas para soñar el Teatro

Por Isachi Durruthy Peñalver

En nuestro siglo (XX), cuando la relatividad de las

cosas permite revivir siglos en minutos, y se aprecia

la pequeñez del tiempo real de vida, bien merece la pena

el disfrute de la cultura creada por el hombre.

Leo Brouwer

En tiempos de inactividad cultural por la pandemia del Coronavirus, con nuestras salas y escenarios forzosamente cerrados, emergen recuerdos que la dinámica cotidiana eclipsa o pospone. El teatro, como hecho estético, es efímero en su esencia, pero indudablemente permanece vivo en la memoria de los que viven, aman y sienten el arte. De manera que este mes de abril nos devuelve, con nostálgico anhelo, imágenes de la primera presentación de Lizt Alfonso Dance Cuba en el Teatro Martí.

Es sumamente grato evocar los anuncios de la reposición del espectáculo Alas en el Coliseo de la calle Dragones. [1]  Desde su memorable reapertura el 24 de febrero de 2014, el Teatro comenzó a dar los primeros pasos en la consolidación de su programación, apostando por los más importantes referentes del arte danzario y musical del país; intérpretes, compositores, coreógrafos de excelencia; prestigiosos festivales y galas de alto nivel gubernamental. En tal sentido, la propuesta de Lizt Alfonso Dance Cuba significaba, hasta ese momento, la más extensa temporada de una compañía nacional en el histórico escenario, pues durante las cuatro semanas de abril de 2015 se ofrecieron ininterrumpidamente funciones de jueves a domingo.

Definido en su esencia conceptual por la Mtra. Lizt Alfonso como “un canto a la espiritualidad del ser humano”, Alas proponía el despliegue de referentes danzarios y escenográficos en función de un discurso de esperanza, libertad, espiritualidad y amor: alas para vivir, para luchar, existir, perpetuar… alas para ser. Todo ello cimentado en la danza fusión, estilo que define el quehacer de la Compañía y que se nutre de herramientas técnicas y elementos contemporáneos combinados con factores distintivos de nuestra esencia cultural afrocubana e hispana.

La contagiosa energía de la música en vivo, el carisma y la versatilidad del conjunto de instrumentistas, bajo la égida de Ernesto Hermida, constituyeron un aliciente para el despliegue del llamativo discurso estético, teniendo uno de sus momentos más apreciables en la presentación de la destacada cantante Niurka Reyes. Igualmente significativa fue la inclusión especial en este programa de la obra Elogio de la Danza, célebre composición del Mtro. Leo Brouwer, que se imbricó con absoluta coherencia a la trama sonora y escénica aportándole una singular densidad dramática, resaltando la visión poética y las figuraciones tonales del más grande genio guitarrístico del siglo XX americano.

Para nuestro colectivo fue también una temporada trascendental. Alas nos ofreció la posibilidad de interactuar y conectarnos con una masiva audiencia, un público expectante, afectuoso y fiel a la Compañía que, en su mayoría, se acercaba por primera vez al recién reabierto inmueble. Con el deseo de disfrutar de esa admirable propuesta escénica, contamos con una amplísima gama de espectadores que nos permitieron consolidar y expandir la imagen del Martí como uno de los referentes indiscutibles en la agenda cultural habanera.

Detrás de bambalinas nuestro (siempre) pequeño equipo de trabajo coexistió con un inmenso grupo de profesionales: entre bailarines, técnicos, maestros y el staff general, admiramos su férrea disciplina, organización y entrega absoluta al arte. Valores indispensables para comprender los resultados artísticos alcanzados no solamente en la escena sino en los múltiples proyectos socioculturales que han trazado a lo largo de estos años; una impronta que ha sentado pautas en el panorama de la danza cubana contemporánea y que ha sido fundamental para otras significativas experiencias en el Teatro Martí, entre las cuales resaltamos, por su notoriedad, la XX edición del Concurso Coreográfico Lizt Alfonso Dance Cuba (2019), ¡Mil niños en escena… y más! (2019) y el estreno de su temporada Lumière Cuba (todo el mes de febrero de 2020).

Este año celebramos el 30 aniversario de la prestigiosa Compañía liderada por la Mtra. Lizt Alfonso. El deseo del reencuentro con el público nos llena de esperanzadora energía y fuerza renovadora para crear nuevos proyectos, ideas, abrir cortinas, encender luces y dirigirlas al escenario. Se trata de soñar y continuar forjando experiencias estéticas trascendentales; porque el buen arte sigue vivo y no dejará de batir sus alas.

[1] Alas fue estrenado originalmente en el Gran Teatro de La Habana en el año 2006 con idea original, guión y coreografía de la Mtra. Lizt Alfonso, dirección musical de Denis Peralta y diseño escenográfico y de vestuario de Ricardo Reymena.

Fotos: Buby Bode

(Visitado 40 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
XIOMARA PALACIO Y LA QUIMERA DE DAR VIDA

Por Rubén Darío Salazar Recientemente se anunció y entregó la Distinción Hermanos Camejo y Pepe Carril 2016, que en su...

Cerrar