ACOSTA DANZA: OTRA PUERTA AL ARTE DEL MOVIMIENTO EN CUBA

ACOSTA DANZA: OTRA PUERTA AL ARTE DEL MOVIMIENTO EN CUBA

Por Lázaro Benítez Díaz / Foto Buby

El bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta anunció la aparición de su compañía, en el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso. En conferencia de prensa, donde estuvo presentado por Gisela González, presidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, Acosta comentó que presentará un programa que lleva por título Acosta Danza Premiére.

La nueva formación ofrecerá las siguientes funciones: los días del 8 al 13 de abril subirá la selección contemporánea, con obras como Alrededor no hay nada (en todas las funciones), De punta a cabo, Fauno (8, 9 y 12 de abril) y El cruce sobre el Niágara (10 y 13 de abril). Además, prevé un programa clásico los días 16 y 17 del mes con el estreno mundial de Anadromous, coreografiado por Raúl Reinoso y con música de Ezio Bosso y Yann Tiersen. Se suman El lago de los cisnes, End of time, La sílfide, A Buenos Aires, Winter Dreams, Je ne regrette rien, La muerte del cisne, Les Bourgeois, Diana y Acteón, Carmen y Majísismo.

Llama la atención que Carlos Acosta ha incluido dentro del programa títulos emblemáticos de la danza cubana, como es el caso de Cruce sobre el Niágara, con crédito de Marianela Boán, una de las coreógrafas cubanas con mayor reconocimiento internacional, y que viajó hasta La Habana especialmente para remontar la obra. Esta pieza fue estrenada en 1987, por los primeros bailarines Rubén Rodríguez y Armando Ríos, dos figuras fundamentales de la danza de este país. Ahora, volverá al escenario, en el cuerpo de intérpretes jóvenes, con una excelente base técnica. Marianela Boán ha confirmado vía Internet, que estará presente en el reestreno de Cruce sobre el Niágara, el día 10 abriel, en la sala García Lorca.

El público cubano podrá presenciar, además, la adaptación que realizara Acosta en Inglaterra de la pieza Carmen. El reconocido bailarín aseguró que la versión que subirá al escenario de la sala García Lorca será diferente, porque los intérpretes siempre influyen en el coreógrafo.

Con el lanzamiento de su nuevo proyecto, Carlos Acosta saca a flote su impulso creativo. Acosta Danza trae una conjugación de bailarines clásicos y contemporáneos, que abrirá una ruta definitivamente diferente en el panorama de la danza cubana actual.

Surgida a finales del 2015, la compañía pretende romper con todas las estructuras, traspasar más allá y explorar caminos que se han mirado pero no a profundidad, como el trabajo de las clases de bailarines de distintas formaciones.

Acosta Danza tiene un marcado interés en promover un estilo nacional, y llevar la imagen de lo cubano a través del discurso de coreógrafos de diversas procedencias. En la conferencia de prensa se supo, además, que la Acosta Danza recibirá en su debut más de cien promotores internacionales, entre los que destacan una veintena del neoyorquino City Center que dinamizarán las relaciones internacionales con el arte cubano.

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.