Escénicos en tres tiempos (final)

Por Frank Padrón

Rosario Cárdenas: Despedida y “debut”

No con otra artista podíamos finalizar nuestra encuesta sobre los hombres y mujeres del teatro y la danza que no se cruzaron de brazos durante la pandemia. Es la maestra Rosario Cárdenas a quien corresponde ese honor por un motivo elemental: fue ella, junto a su compañía, quien “cerró” nuestras salas, cuando ante la inminencia de la enfermedad el Ministerio de Cultura y el CNAE decidieron hacerlo. Las últimas funciones de Murmuro fueron las que hicieron descender el telón que, como ya sabemos, se ha vuelto a abrir para alegría de todos, la respetable coreógrafa y bailarina entre ellas.

Rosario reflexiona así ante nuestras preguntas:

¿Cual fue tu último trabajo pre-covid 19?

Justo realizábamos el estreno de la obra Murmuro los días 13, 14 y 15 de marzo de 2020, en la Sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht, cuando comenzaron las suspensiones de todos los espectáculos. Los cierres de los teatros se sucedían unos tras otros, las alertas de que no podía haber aglomeraciones de personas resonaba por doquier, un nuevo acontecimiento para nuestras vidas se nos venía encima, la pandemia se hacía presente cada día con más fuerza. El día 15 marzo, finalmente, nos dejaron hacer la función con no más de 100 personas, era la única sala que quedaba sobreviviente, nos lanzamos. Mi presencia en escena era durante los últimos minutos de la obra, mi interpretación en esos minutos no solo significaba el cierre de nuestra puesta en escena de la temporada, sino que también significó la cesación total de los teatros de toda Cuba.

Indiscutiblemente llegaba una nueva etapa a nuestras vidas. Aun por esos días que continuaban de marzo alcancé a realizar la conferencia: “Sobre la Danza Combinatoria y la obra coreográfica de Rosario Cárdenas”, dirigida a estudiantes de la Universidad de Princeton, Estados Unidos, en La Habana, el 18 de marzo. Actividad que también fuera la última de estos alumnos en Cuba, quienes en breve regresaron a su país, a causa de la epidemia que comenzaba fuertemente a azotarnos por todas partes.

¿Qué hiciste profesionalmente durante la pandemia?

Ya en casa, digamos, internada, me decía: que rara me siento, ah, no tengo que ir para los entrenamientos, no tengo ensayos, ni montajes, ni reuniones, ni trabajos de mesa, y una queriendo generar y paralelamente no se podía hacer, había que cuidarse, ¿no?  Entonces, decidí relajarme y entregarme a mi presente, a lo que el universo me colocaba delante. Comencé a leer muchísimo, a ver películas, a dedicarle más tiempo a mis exploraciones en la pintura y el dibujo, a repasar los idiomas que he aprendido, a dormir a la hora que tuviese sueño, a improvisar en mi sala, mi pasillo o cocina si quería cuando quería. A correr y hacer diferentes ejercicios en mi propia casa. Ciertamente también disfruté esa entrega a la realidad, a ese sentir la paz que acaricia.

Hacia años, muchos, que no descansaba, en el sentido de vacacionar sin la presión de los entrenamientos, los horarios de llegada a los lugares, a reuniones, a trabajos individuales con los bailarines. Mientras la tormenta tropical Laura atravesaba el país  y los cubanos seguíamos batallando contra la Covid-19, pudimos no obstante celebrar el 59 aniversario de la UNEAC y un aniversario más de la fundación de la Federación de Mujeres Cubanas, para lo cual fuimos entrevistadas algunas artistas como Flora Font, Verónica Lynn, Digna Guerra y yo, en los jardines de la UNEAC. Por supuesto tomando todas las medidas de protección en medio de la pandemia. (http://www.uneac.org.cu/noticias/la-uneac-la-mujer-y-cuba)

Por otra parte, realicé algunos trabajos teóricos: “Apuntes sobre la percepción en danza”, publicado el 11 de junio de 2020 en la página de la Universidad de las Artes y “Motivaciones para crecer con la danza”, publicado por Cubaescena, el 1° de septiembre de 2020.

Realicé un pequeño solo en mi balcón, titulado Sabia futilidad, con música de Schubert,  a modo de video-coreográfico, como otra forma de decir “quédate en casa” desde el movimiento, desde la danza, no desde  la palabra. Participé en la Gira Internacional de Video-Danza 2020, con “Abanico de Danza” que parte de México.

Fui invitada a una conferencia virtual a través del programa “Mujeres asombrosas”, el cual fue dedicado a la danza para esa edición del 14 de octubre, a las 8.00 pm. También un programa mexicano que puede encontrarse en las redes.

¿Qué preparas para el retorno?

Han sido muchos meses separados de los entrenamientos, de los ensayos y sin tener presentaciones, así que primero nos toca prepararnos muy bien corporalmente,  precaviendo lastimaduras. Luego en diciembre, los días 18, 19 y 20, realizaremos funciones recuperando las obras del repertorio y paulatinamente comenzar los nuevos montajes para estrenar en 2021. Tenemos previstas una obra del coreógrafo Nelson Reguera en la Sala Tito Junco y otra del coreógrafo colombo-francés, Alexis Miramón, titulada Comala, inspirada en Pedro Páramo de Juan Rulfo, para hacer la  puesta en el Teatro Martí.

Ese nuevo montaje  estaba planificado para este año, no quedó otra que aplazarlo. A su vez, continuaré impartiendo clases en la Universidad de las Artes, en la Facultad de Arte danzario para alumnos de la especialidad de Danza Contemporánea, en cuanto se reanude el curso.

Foto de Portada: Gabriel Guerra Bianchini

Puede ver en Youtube:

(Visitado 88 , Hoy 1 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
GRAN REPERCUSIÓN DE ESTRELLAS DEL BALLET EN LA HABANA

Por Mercedes Borges Bartutis / Fotos Buby Siempre he pensado que el ballet y la pelota tienen una repercusión similar...

Cerrar