Otorgan A Adolfo Roval Premio Nacional De Danza 2019

Adolfo Rodríguez Valdés, bailarín y maître del Ballet Nacional de Cuba, que responde al nombre artístico de Adolfo Roval, fue seleccionado esta tarde del 12 de abril, como Premio Nacional de Danza 2019.

El jurado que tuvo la responsabilidad de realizar esta votación estuvo presidido por Miguel Iglesias, e integrado por Rosario Cárdenas, Santiago Alfonso, Isabel Bustos, e Isidro Rolando, todos Premios Nacionales de Danza.

Adolfo Roval es uno de los bailarines de carácter más importante del Ballet Nacional de Cuba. Su fabulosa caracterización de Mamá Simone, en La fille mal gardée y el Dr. Coppélius, en el ballet Coppélia, han marcado su carrera para siempre, y también la experiencia de cientos de espectadores que han disfrutado su interpretación de estos y otros personajes de carácter, del repertorio de la primera compañía de danza clásica en Cuba.

Su interpretación del Dr. Coppélius, en el ballet Coppélia, marcó su carrera para siempre.

El destacado pedagogo nació en Cruces, antigua provincia de Las Villas, el 18 de septiembre de 1929. Inició sus estudios de Danza Moderna y Ballet con los maestros Ramiro Guerra y Luis Trápaga. Ingresó en la Academia de Ballet Alicia Alonso en 1952, donde continúo su formación bajo la dirección de profesionales de alto nivel como Fernando Alonso, José Parés, León Fokine, entre otros.

En 1953, se incorporó al Ballet Alicia Alonso. También integró el Ballet de CMQ Televisión, el Teatro Radiocentro, el Teatro Experimental de Danza, entre otras agrupaciones, bajo la dirección artística del maestro Alberto Alonso.

Su recorrido profesional incluye el paso por la Escuela del Ballet Ruso de Montecarlo y la compañía Teatro de la Danza José Parés, en Puerto Rico.

Fue miembro activo del Ballet Nacional de Cuba tras su reorganización en 1959. Se desempeñó de forma vital en esa etapa de la compañía cubana. En 1962 se convirtió en bailarín Solista y luego Solista demicaráctere. En esta propia formación, fungió como Regisseur, responsabilidad que asumió durante años en diferentes etapas de trabajo. A lo largo de más de 65 años de permanencia en el Ballet Nacional de Cuba, Adolfo Roval ha sido responsable de Relaciones Públicas, Maître y Asesor Artístico.

Roval participó en la fundación del Ballet de Camagüey, cuya dirección artística asumió durante un tiempo. Interpretó el personaje de Mamá Simone, en la función inaugural de la compañía agramontina, el 1ro de diciembre de 1967.

Adolfo Roval toma un ensayo a la primera bailarina, Viengsay Valdés, en el Ballet Nacional de Cuba.

Paralelamente a su desempeño como bailarín, Adolfo Roval desarrolló una importante carrera pedagógica vinculada a diferentes agrupaciones: Compañía Nacional de Danza Clásica de México, Instituto Colombiano de Ballet Clásico de Cali (INCOLBALLET), el Ballet de Biarritz, el Joven Ballet de Cámara de Madrid. Durante varios años ocupó importantes cargos en el Instituto de Danza Alicia Alonso, adscripto a la Universidad Rey Juan Carlos, España. Esa propia Universidad le confirió, en 2005, el Premio al Magisterio Artístico en reconocimiento a su labor pedagógica.

Por sus méritos profesionales ha recibido, entre otros reconocimientos, la Distinción Raúl Gómez García, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, la Distinción Por la Cultura Nacional, y la Medalla 30 Aniversario que otorga la Dirección Nacional de los Comité de Defensa de la Revolución.

A punto de cumplir sus 90 años, Adolfo Roval es reconocido por la obra de toda la vida y por sus aportes al desarrollo profesional del ballet cubano, así como por la divulgación de la escuela cubana de ballet en escenarios internacionales.

Junto a un grupo de importantes figuras del Ballet Nacional de Cuba, al centro el maestro Alberto Alonso y Alicia Alonso, prima ballerina assoluta.

La lista de nominados al Premio Nacional de Danza, que a partir de este momento tendrá carácter bienal, estuvo compuesta por Viengsay Valdés, primera bailarina y subdirectora del Ballet Nacional de Cuba, Juan Jesús (Johannes) García Fernández, director de la Compañía Danzas Tradicionales JJ, y Laura Alonso, directora del Centro Prodanza.

El jurado estimó destacar el alto nivel, trayectoria artística y aportes respectivos al hacer dancístico de todos los nominados. Creadores que dentro del panorama de la danza cubana han tenido y mantienen en la actualidad una trayectoria reconocida y aportadora de la manifestación en Cuba.

Fotos tomadas de Internet

 

(Visitado 131 , Hoy 1 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
Graziela Pogolotti: “Cuba No Solo Estaba En La Periferia Del Mercado, Estaba Fuera Del Mercado” (I)

Conferencia ofrecida por la doctora Graziela Pogolotti, Premio Nacional de Literatura y de la Enseñanza Artística, en el Salón de...

Cerrar