Georges Banu: Vivir El Teatro Al Borde Del Escenario

Con una formación empírica en su carrera como crítico teatral, Georges Banu es un hombre que cautiva con la palabra. Y eso lo demostró con creces en la primera de un ciclo de conferencias que se encuentra ofreciendo en La Habana.

El escenario del primer encuentro fue este lunes en la sala Manuel Galich de Casa de las Américas. Con un auditorio compuesto por teatrólogos, artistas escénicos, estudiantes, y especialistas, el profesor francés comentó cómo se convirtió de forma empírica en un hombre de teatro, que desde hace ya un tiempo decidió escoger las obras a las que asiste para no maltratarse como espectador.

En la conferencia, conducida por la teatróloga Vivian Martínez Tabares, directora de la revista Conjunto, Banu explicó que no tiene un método específico, pues cada espectáculo lleva una atención diferente. “Manipulo los métodos en función del espectáculo. Cuando asisto al teatro, me siento muy cerca del escenario para ver el espectáculo casi al borde. Ejerzo la crítica al interior del espectáculo”, expresó el ensayista.

Por otro lado, confesó que se siente feliz de haberse formado en los años 70, con la élite del teatro francés. Banu se considera un crítico empírico, artesanal y eso, según sus palabras, le permite tener una atención material dirigida al arte teatral.

Defiende de manera firme su “crítica al interior del espectáculo”, porque le permite estar con las obras en intimidad, y eso le proporciona “compartir experiencias a partir de sentimientos comunes entre el espectáculo y el espectador. Es una crítica que se hace a partir de valores similares, con acciones educativas”.

Para Banu, la otra crítica, la del exterior, también es válida y señala que tiene valores indicativos que van al símbolo, pero él prefiere mantener su método. Sobre sus razones explicó: “el teatro tiene una dimensión concreta que solo se percibe si estamos cerca de las cosas. La crítica del interior exige una devoción particular, lo que llamo ejercicio de presencia que es compartido y existencial. Esto es posible cuando entiendes que el teatro es una obra viva. Por otro lado, un espectador es interesante para el teatro cuando implica su interés, su intelecto, pero también sus relaciones afectivas”.

Georges Banu confiesa que le seduce “la poética de los espectáculos que proponen experiencias inolvidables”. Es por eso que solo ve obras de artistas que respeta con los que mantiene una gran amistad como Peter Brook, Ariane Mnouchkine, Giorgio Strehler, etc. Para él hay “una moral, una ética de la crítica de la proximidad que no es igual a lo largo de la vida”, expresó. “Ya no soy el espectador de los años 70, ahora soy el espectador que hace crítica de los espectáculo de sus amigos”, confesó el ensayista.

El crítico teatral francés vuelve mañana miércoles 6 (3:00 pm), a la Casa de las Américas, para ofrecer su conferencia El teatro de los extremos: el espacio y el tiempo. Luego asistirá a la presentación del número 189 de la revista Conjunto, que tendrá lugar dentro del programa de la 28 Feria Internacional del Libro, el viernes 8 de febrero a las 3:00 p.m. en la Sala G4 de la Fortaleza de la Cabaña, en ocasión del homenaje de la Dirección de Publicaciones del MINCULT a la publicación de teatro latinoamericano por su aniversario 55.

Las conferencias de Georges Banu en Cuba han sido posibles gracias a la colaboración de la Embajada de Francia en Cuba.

Fuente Cubaescena / Foto Abel Carmenate (La Ventana)

 

 

 

 

(Visitado 40 , Hoy 1 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
Buen Día Sarah Bernhardt

El Estudio Buendia en coproducción con Estudio Teatral La Chinche presentan en temporada el espectáculo Sarah Bernhardt, original de Pierrette...

Cerrar