En Matanzas: primera feria del libro escénico

Por Ayose S. García Naranjo

La presentación de los textos más representativas en el mundo del teatro cubano y latinoamericano, en la actualidad, marcó la realización de la Primera Feria del Libro Escénico, que se desarrolló en la ciudad de Matanzas como parte de la XVIII edición del Evento Científico de las Artes Escénicas El Anaquel.

Durante la jornada se expusieron las novedades de la Casa Editorial Tablas-Alarcos, entre ellos Cabeza de Caballo y Maneras de usar el corazón por dentro, de Yerandy Fleites; La caída, de Raúl Bonachea y Criaturas de islas, de Ulises Roríguez Febles. Además, el crítico e intelectual Omar Valiño, director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, se refirió a su libro La Memoria Imborrable. Tres décadas de crítica teatral, donde a su juicio, ofrece el testimonio de su relación más íntima y sincera con las artes escénicas.

Omar Valiño, director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, comentó sus vínculo con las artes escénicas a través del libro La Memoria Imborrable. Tres décadas de crítica teatral.

Por otro lado, Isabel Cristina López Hamze, autora del volumen A Baracoa me voy… Una Cruzada Teatral, junto a Jorge Ricardo Ramírez Fuentes y editado por la Fundación Rosa Luxemburgo, confesó que el texto surgió con la premisa de que las personas conocieran las esencias de un proyecto tan impactante como la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa.

“Decidí estructurarlo como un libro de viaje porque la Cruzada es precisamente eso, un extenso viaje que trasciende lo teatral, y se convierte en una experiencia de descubrimiento espiritual a partir del intercambio con los habitantes de comunidades de difícil acceso. Se trata de una experiencia única dentro de los eventos que se realizan en la nación”, aseguró la joven autora.

En el espacio también se presentaron las novedades de Casa de las Américas por la teatróloga Vivian Martínez Tabares.

En el encuentro también participó la crítica Vivian Martínez Tabares, quien presentó la obra Bayamesa, de Abel González Melo (Premio Casa de las Américas 2020) y aludió a las novedades del número 200 de Conjunto, revista especializada de teatro latinoamericano que dirige la investigadora hace varios años.

“Uno de los elementos que hace especial esta edición es que decidimos incluir el registro del encuentro de teatristas latinoamericanos y caribeños que organizamos bajo el nombre de ‘Escena y Desafío’, pues al no lograr la realización del Mayo Teatral, propiciamos entonces un amplio e intenso intercambio con colaboradores de casi 20 países”, explicó Martínez Tabares.

Rubén Darío Salazar, uno de los teatristas más activo dentro del espacio El Anaquel, con excelentes resultados en sus investigaciones.

A lo largo de la jornada, que también incluyó el lanzamiento de Retablo vivo. Cuaderno de apuntes de un titiritero, de la autoría de Rubén Darío Salazar (Premio Nacional de Teatro 2020), se crearon espacios para la venta de libros de Ediciones Vigía, el Fortín y la Librería España, todo como parte de un evento que desde ahora enriquece y dignifica la tradición literaria de la urbe yumurina.

Fotos cortesía del autor

 

Contenido Relacionado:

El Anaquel, investigación que crece sobre las tablas cubanas

(Visitado 75 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
El Premio Enrique Almirante de Caricatos

Por Eduardo Valdés Rivero Como homenaje permanente a quien fuera un gran impulsor de Caricatos y su primer director, se...

Cerrar