La escena cubana en el 2021

Por Marilyn Garbey Oquendo

El teatro y la danza en Cuba, a pesar de los duros momentos que atravesamos, dieron auténticas señales de vida. Tras fatídicos meses de picos pandémicos, las salas y espacios teatrales volvieron a acoger las puestas en escena y al público ávido de consumo cultural.

Los creadores no se detuvieron en su empeño de no dejarse amilanar por la situación mundial. Surgieron nuevos proyectos, la inventiva de cada colectivo, el aprovechamineto de las posibilidades de la medialidad del internet fueron algunas fortalezas que fueron surgiendo en el camino.

A continuación enumero algunos de los hechos más relevantes acontecidos en los últimos doce meses.

El 22 de enero se otorgó el Premio Nacional de Teatro al actor y director santiaguero Dagoberto Gainza. El día 29 de ese mismo mes tuvo lugar la reapertura del Centro de Documentaci9n de las Artes Escénicas María Lastayo y la presentación del Boletín Prometeo, dedicado a la conservación y comunicación del patrimonio escénico del país.
El 4 de Abril, no por casualidad coincidiendo con el día de los pioneros, fue la inauguración del Museo del Títeres El Arca, en la Habana Vieja.
El propio mes de abril fue también el espacio para el XXV Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos Habana Vieja Ciudad en Movimiento, una de las motivaciones principales fue Puerta, la canción de Liuba María Hevia, que canta a dúo con Silvio Rodríguez, provocación y convite para bailarines y coreógrafos que enviaron sus piezas de manera virtual.

El 29 de Abril se otorgó el Premio Nacional de Danza a Laura Alonso, mâitre y directora del Ballet Laura Alonso y del Centro Prodanza de Cuba, hija de las primeras figuras del ballet cubano Alicia y Fernando Alonso y con una extensa carrera artística.

El 11 de mayo fue el estreno de los documentales Súlkary clásico, de Adolfo Izquierdo y Yuris Nórido; y Súlkary, medio siglo después, de Miguel Angel García, a propósito de los 50 años del estreno de la coreografía de Eduardo Rivero.
Del 20 al 24 de ese mes aconteció la Primavera Teatral en Bayamo, espacio donde confluyeron los creadores del teatro, en su mayoría desde la virtualidad. En las fechas del 27 al 31 se desarrolló el 7mo Encuentro de Jóvenes Coreógrafos, en Guantánamo, evento con convocatoria nacional auspiciado por la AHS.

Durante todo el mes de junio y para celebrar sus 30 años en escena, la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba desplegó una intensa labor en las redes sociales, que alcanzó su máximo esplendor en el concurso DanceCoreo Internacional, realizado en formato virtual y en el cual participaron 600 artistas de 13 países para presentar 200 obras.
El 12 de Septiembre se celebró el aniversario 30 del Ballet Folclórico de Camagüey, que además estuvo inmerso recientemente en el Concurso Nacional de Danzas Folclóricas Olorum.

En octubre, ante la mesura de los contagios y el control de la enfermedad ocurrió la reapertura de las salas teatrales. Del 5 al 7 de ese mes tuvo lugar 3ra Edición del evento De la Memoria Fragmentada, organizado en formato virtual como Seminario Impronta de Ramiro Guerra, organizado por la Facultad de Arte Danzario de la Universidad de las Artes ISA y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

El 6 de octubre se entregó el Premio Nacional de Cultura Comunitaria a Teatro de Los Elementos, dirigido por José Oriol González por la sostenida labor en los espacios barriales donde ha llevado el arte teatral para niñas, niños y toda la familia.

A mediados de este mes comenzaron los talleres presenciales del proyecto de cooperación internacional Juntarte, dondd participaron jóvenes del teatro y la danza de todas las provincias del país para crear las sinergias de trabajo en un proyecto que defiende una escena inclusiva.

El 20 de octubre, en celebración del día de la cultura, tuvo lugar el lanzamiento de la revista Todaladanza, dedicada a los 80 años de Loipa Araujo, Premio Nacional de Danza 2003. Del 22 al 24 de ese mes, llega la compañía cubana Acosta Danza en gira por España al Teatro Real de Madrid, uno de los escenarios más importantes del país. El 28 fue la entrega de los Premios de la 1era edición del Concurso Internacional de Fotografía Alicia Alonso. El fotógrafo cubano Brian Canelles se alzó con el Gran Premio.

En los días 23 hasta el 31 de octubre aconteció la 19 edición del Festival Internacional de Teatro de La Habana dedicado a los 80 años de Berta Martínez, actriz, directora y pedagoga, Premio Nacional de Teatro 2000.

El propio mes de octubre la ciudad de los puentes realizó la 1era Feria del Libro Escénico en Matanzas, como parte de la XVIII edición del Evento Científico de las Artes Escénicas El Anaquel. La crítica Vivian Martínez Tabares presentó la obra Bayamesa, de Abel González Melo (Premio Casa de las Américas 2020) y el número 200 de Conjunto, revista de teatro latinoamericano. La Casa Editorial Tablas-Alarcos presentó Cabeza de Caballo y Maneras de usar el corazón por dentro, de Yerandy Fleites; La caída, de Raúl Bonachea y Criaturas de isla, de Ulises Roríguez Febles. Omar Valiño presentó su libro La Memoria Imborrable. Tres décadas de crítica teatral, editado por Letras Cubanas.

En esta misma ciudad del 10 al 14 de noviembre tuvo lugar la XI Jornada de Teatro Callejero, organizado por la agrupación teatral El Mirón Cubano,  con pasacalles, exposiciones, reposiciones dd obras y otras actividades que llegaron a 14 barrios matanceros. El evento estuvo dedicado a los 35 años de Morón Teatro y a los 30 años de Teatro Andante, también reconocieron los 40 años de vida teatral de los actores Mercedes Fernández y Pancho Rodríguez.

En la occidental provincia de Pinar del Río el día 29 de Noviembre se presentó el libro Memorias de un retablo, de Aliocha Pérez Vargas, dedicado a Titirivida, grupo de teatro para niños que mantuvo una actividad intensa en la radio y las redes sociales durante la pandemia.

El Circo Nacional de Cuba volvió a sus espacios habituales y desplegó un amplio trabajo comunitario llevando sus artistas a los barrios, esta fue una fortaleza en este 2021, los artistas escénicos se volcaron al ámbito comunitario como manera de llevar a la mayor cantidad de personas la sensibilidad del arte. El 11 de diciembre le fue otogado el Premio Nacional de Circo 2021 a Germán Muñoz Fuentes, destacado artista de nuestro país con una vasta trayectoria, fundador de la Compañía Havana, virtuosa agrupación que posee gran reconocimiento en Cuba y a nivel internacional.

Vale subrayar la alianza tejida entre el Consejo Nacional de Artes Escénicas y el Instituto de Información y Comunicación Social, que trajo a la pantalla las creaciones de los teatristas para el espacio virtual. Corazón feliz, de Teatro de Las Estaciones y La casa de Papote, de Teatro Tuyo. El espacio Retablo de sueños presentó a Los cuenteros, Teatro La Proa, Tìteres Retablos, Adalet y sus títeres, Teatro del Caballero. También llevaron al audiovisual piezas teatrales como Hierro de Argos Teatro; o En privado con la reina, con Mayra Mazorra. De ahí nació la posibilidad de transmitir el Festival de Teatro de La Habana por la televisión, multiplicando el número de espectadores de la cita.

Se fundó el Comité de Género del CNAE. Entre sus primeras acciones se enumeran el diálogo con la Dra. Norma Vasallo, presidenta de la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana, y el panel Cuando el teatro habla de las mujeres, que se desarrolló durante la 19 edición del Festival de Teatro de La Habana, por primera vez dedicado a una mujer, la actriz y directora Berta Martínez. También el Boletín Prometeo dedicó su número de abril a las mujeres que han recibido el Premio Nacional de Danza.

La Editorial Tablas-Alarcos, entre otros títulos, presentó Retablo vivo, cuadernos de un titiritero, de Rubén Darío Salazar, Premio Nacional de Teatro 2020; y Ocho historias para un domingo, del actor y dramaturgo Maikel Chávez. Entre las 16 entregas del año se incluyen Autopsia del paraíso, de Roberto Viñas; Porque no habrá quien nos mande. Dramaturgas españolas y protagonistas femeninas (2000-2020), selección y prólogo de Abel González Melo; Solavaya, de Raúl Pomares; Amar la escena, de Roberto Gacio y además, se espera, para el mes de enero, la aparición del Cuaderno de los Premios Nacionales de Teatro.

En la recta final del año la danza fue protagonista. Danza Espiral, Ballet Nacional de Cuba, Danza Contemporánea de Cuba, Lizt Alfonso Dance Cuba, Compañía Rosario Cárdenas, Malpaso, Compañía de Danzas Tradicionales de Cuba JJ, Revolution, Raíces Profundas, Compañía Folclórica Camagua, Ballet de Camagüey, Danza Libre, Ballet Folclórico de Camaguey. Estas compañías subieron a los escenarios del país, para satisfacción de sus públicos.

También el teatro ha estado muy presente, reposiciones y estrenos, tal es el caso de Favez, a cargo de Liliana Lam y Alberto Corona para Argos Teatro; Una Comedia, texto de Woody Allen a cargo la Compañía Teatral Hubert de Blanck bajo la dirección de Orietta Medina. También el Teatro Trianón y Carlos Díaz con El Público puso la comedia shakesperiana Como gustéis, ejercicio teatral de graduación de los estudiantes de nivel medio de la Escuela Nacional de Teatro. La compañía El Cuartel repuso La noche de los asesinos, texto de José Triana y dirigido por Arianna Delgado. Ya casi al finalizar el año Nave Oficio de Isla estrenó la obra Luz, bajo la dirección de Osvaldo Doimeadiós. Los más chicos pudieron disfrutar de Glup, Zas, Pum, Crash o La verdadera historia de Tarzán por Estudio Teatral La Chinche y Liborio, la jutía y el majá a cargo de El Arca Teatro entre otras propuestas escénicas. En Villa Clara volvió a la actividad el Mejunje Teatral, desde Camagüey Teatro del Viento nos volvió a decir que To’ ta bien, y el propio director Freddys Nuñez, estrenó este diciembre Contar la vida. La escena como un documental.

Ha sido un reto para artistas y espectadores transitar de la virtualidad a la presencialidad, pero la necesidad del contacto humano es una razón poderosa para mantener vivo el espíritu del teatro y de la danza.

Atención 2022

Comenzará el año con las Jornadas Villanueva, el teatro cubano a 153 años de los sucesos ocurridos el 22 de enero de 1869 el el Teatro Villanueva.

El 29 de junio de 2022 se cumplirá el centenario del maestro Ramiro Guerra (29 de junio de 1922), también los 60 años del Conjunto Folclórico Nacional, fundado el 7 de mayo de 1962.

Los 60 años del Guiñol de Camagüey (15 de febrero de 1962), el aniversario 35 de Danza-Teatro Retazos ( 27 de febrero de 1987); los 30 años del Estudio Teatral Macubá ( 7 de mayo de 1992) y los 30 años de Teatro El Pùblico ( 20 de mayo de 1992). También este próximo año llega el 30 aniversario de la Guerrilla de Teatreros ( 25 de mayo de 1992); los 60 años de la Orquesta del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso (7 de junio de 1962), los 15 años del Ballet Folclórico Babul ( 14 de junio de 2007 ) y el 60 aniversario de Teatro Papalote ( 21 de junio de 1962 ).

Arriba este 2022 Teatro de la Luna a sus 25 años( 14 de julio de 1997), ocurrirán las celebraciones por los 55 años del Guiñol de Remedios ( 5 de septiembre de 1967); se cumplen también los 30 años de fundada la Compañía de Danza Tradicionales de Cuba JJ (21 de septiembre de 1992) y los 30 años de Codanza ( 25 de septiembre de 1992).

Llega a sus 35 años el colectivo de Danza Espiral a cargo de la maestra Liliam Padrón ( 27 de noviembre de 1987), cumple sus 55 años el Ballet de Camagüey ( 1 de diciembre de 1967).

Ente las novedades literarias se anuncia la publicación de las memorias del maestro Ramiro Guerra y un libro sobre el Estudio Teatral Macubá. También se realizará, en el mes de octubre, la cuarta edición del Laboratorio de Investigación Escénica De la Memoria Fragmentada, que organiza el Departamento de Danzología de la Universidad de las Artes ISA.

Ha sido un año convulso, de encierros, de pérdidas irreparables. Grandes actores y actrices de la escena partieron, aún queda el dolor en amigos, familiares y el público que los inmortalizó en algún personaje. Ha sido, a pesar de todo un año de esfuerzos individuales y colectivos, de aunar fuerzas y poner las energías en función del arte, un período donde los creadores se han reinventado, el arte escénico ha llegado de múltiples maneras. Este año, casi al final, volvieron a abrir los teatros y con ellos la vida cultural de las ciudades en la isla.

El 2022 viene con múltiples pretextos para celebrar en la escena cubana. Cumpleaños de figuras relevantes, aniversarios cerrados de agrupaciones, eventos muy esperados como el Festival Internacional de Ballet de La Habana y el Festival de Teatro de Camagüey.

Esperemos sea un año fructífero, de triunfos, que el virus del Sar-Cov 2 cese en su comportamiento de amenaza constante a la humanidad con nuevas cepas. Nos quedan las experiencias, las lecciones de estos 365 días que culminan y se abre este otro ciclo, otra vuelta al sol que, esperamos, sea mucho mejor que la que dejamos atrás.

(Visitado 225 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
Realizarán En La Habana Taller De Narración Oral

Convocan a todos los interesados para formalizar matrícula antes del próximo lunes 11 de marzo. Las jornadas teóricas comenzarán el...

Cerrar