Hombre inquieto de alma: Antonio Vázquez Ayarte (Mellizo)

Por Katiuska Betancourt Montero

Llegar al Cabildo Teatral Santiago, específicamente al Centro de Investigación y Documentación de las Artes Escénicas (CIDAE), toparse con su imagen y verlo entre papeles, programas, libros y fotos de archivo, era un lujo. Verlo analizando minuciosamente documentos que nunca nadie imaginó que existieran daba la medida de cuan entregado era este hombre, aparentemente tranquilo; pero de alma inquieta, al trabajo de la investigación.

Antonio Vázquez (Mellizo) nació en la ciudad de Santiago de Cuba el 23 de agosto de 1943. Desde muy joven apostó por el teatro y la cultura. Ingresó a las filas de la Universidad de Oriente graduándose en el año 1971 en la especialidad de Letras. Obtuvo merecidos reconocimientos como crítico cinematográfico y ensayista. Había sido colaborador en las revistas Taller y Santiago. Tuvo la suerte de que el destacado profesor Ricardo Repilado lo tuviera entre sus alumnos ayudantes y colaboradores en la imprenta universitaria y la Revista Santiago, editada por la propia Universidad de Oriente.

Una vez culminados sus estudios universitarios se incorporó al Cabildo Teatral Santiago, corría el año 1977 y allí fue asesor durante muchísimos años. Estuvo junto a Joel James, Oscar Vázquez, Concepción Rodríguez en el equipo de asesoría y dramaturgia de esa institución. Participó en obras como Cefi y la muerte, De cómo Santiago apóstol puso los pies en la tierra, El 23 se rompe el corojo, La paciencia del espejo y Asamblea de las mujeres, entre muchas otras.

Cuando en el año 1990 se creó el CIDAE, fue uno de los primeros en impartir clases y talleres. Participó en eventos teóricos y festivales.  Fue tutor oponente y consultante de diversos trabajos de diploma y maestría, además resultó ser asesor dramatúrgico en muchísimos de los montajes profesionales y de aficionados que se realizaban en nuestra ciudad.

Publicaciones como Sic, El caserón, Catálogo, La teja, Cabildo, Del Caribe, Perfil de Santiago y el periódico Sierra Maestra pudieron contar con sus colaboraciones. Integró las filas de la Unión de Periodistas de Cuba, la UNEAC y la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica.

Trabajar con Mellizo en el Cabildo Teatral Santiago buscando alguna información sobre obras, elencos, diseñadores teatrales era tener la garantía del éxito en tus manos. Participó junto con Ramiro Herrero y otros especialistas en la escritura de Apreciación e historia del teatro, edición en dos tomos publicados por la Universidad de Oriente. Su trabajo aparece además en el anuario de investigaciones de Santiago de Cuba del año 2003 y en el diccionario de escritores santiagueros de León Estrada.

El 25 de agosto de 2014 falleció en esta ciudad y se encontraba preparando un libro sobre el teatro en Santiago de Cuba, proyecto inconcluso hasta el día de hoy.

Mellizo fue ejemplo de dedicación al trabajo. Nuestra institución agradece infinitamente toda su labor dentro del CIDAE y sus aportes se encuentran a disposición del público que le interese conocer a profundidad la historia del teatro y la danza en nuestra ciudad.  La cultura santiaguera fue premiada con la acuciosa labor de este intelectual, sumamente valioso y un poco anónimo, que con la inquietud de su alma contribuyó a la rica historia del teatro en Santiago de Cuba.

(Visitado 50 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
La Oveja Negra, Contra La Pared… Y Otros Sucesos De Humor

Uno de los más emblemáticos grupos que componen el catálogo del Centro Promotor del Humor, La Oveja Negra, anuncia su...

Cerrar