DamasDanza(s) Laura Ríos, Cuba

Bailarina, coreógrafa, profesora, egresada de la Universidad de las Artes (ISA)

La espera activa

No cabe duda, lo extraño y triste que ha sido exponernos a esta fatal pandemia. El arte, nuestra danza alejada de la práctica cotidiana en el salón.
Lejos de teatros, salas de concierto, galerías, museos y nuestras escuelas de arte se han visto obligadas a cerrar sus puertas, distantes del encuentro físico. Todo este período es un arduo transcurrir, con altas y bajas, pero, que, sin dudas también, nos ha situado y obligado a una profunda reflexión y re-invención en el hacer creativo. Desde mi experiencia y lo que he podido apreciar en otros creadores, se ha tornado en un denso período de estudio personal y de nuestra postura como profesionales de la danza ante la creación. Se ha tratado de darle mayor connotación a las zonas de investigación y alcanzar mayor desarrollo intelectual, ser minuciosos y poder dedicar más tiempo a esta parte del proceso creativo, que a veces, por una apresurada dinámica no realizamos o culminamos del todo, que incluye además el poder teorizar y construir nuestra propia historia de la danza.
Interesante el crear desde casa, nos hace sobreponernos y regresar a la reinvención de la cotidianidad con aquello que está a nuestro alcance para su ejecución y materialización. Así como recurrir a zonas o exponer al cuerpo a la creación desde la realidad inmediata y espontánea.
Por otro lado, sorprende el protagonismo que ha adquirido la tecnología y dentro este tópico, las redes sociales, que se han consolidado y ganado fuerza como vía de expresión, al darle una solución inmediata al no presentar-estar físicamente.
Por ser plataformas de acceso para todos, sitios donde todo cabe, en ocasiones se han tornado, en una muestra seriada del sin sentido y de la ejecución carente de investigación, como una especie de propaganda para reafirmar el estar “activos”. También es muy lindo como han servido, especialmente a los jóvenes creadores, de espacio para la presentación de obras, nuevos quehaceres, tener visibilidad de sus diferentes prácticas, así como el nacimiento de espacios colectivos online a favor del arte danzario.
Confío en que el hacer, presentar y observar un acontecimiento artístico de manera presencial, nunca perderá su magia, su fuerza, su real existencia. Será esta una etapa para desde la espera ansiosa, tener un deslumbrante re-encuentro.
Por lo general, las grandes ideas han estado impulsadas por grandes crisis, entonces es ese el terreno que debemos pisar y pisarlo firme, decir no a detenernos y justificarnos. Son estos los tiempos donde más debe vivir el hacer, el estar presentes, sobre todo con lo que nos apasiona, el baile, nuestro arte danzario.

En Portada: Masa de Laura Ríos. Foto tomada del perfil de Facebook.

(Visitado 28 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
De Luto La Danza En El Mundo Con La Muerte de Alicia Alonso

Convertida en embajadora de la cultura cubana por el mundo, Alicia Alonso fue el nombre que logró sacar a Cuba...

Cerrar