DamasDanza(s) Catherine Zuaznabar, Cuba/Suiza

Bailarina de Ballet, formada en la ENA y en el Ballet Nacional de Cuba. Solista del Béjart Ballet Lausana, asumiendo roles principales creados por Maurice Béjart. Profesora y experta en Stretching Postural.

¿Alguien puede saber qué pasará?, todos los días millones de personas se hacen la misma pregunta y las respuestas son escasas. ¡Tal vez, sea una enseñanza!

El bailarín desde siempre ha sido un ser muy sacrificado, abnegado, perseverante, positivo, etc. Esto nos ha permitido durante nuestra carrera hacernos fuertes, pese a los baches y trabas que hemos podido encontrar.

Con la llegada de la pandemia, que nadie esperaba, poco a poco hemos tratado de encontrar métodos para poder quedarnos activos y debemos tener en cuenta que las redes sociales han sido una fuente para obtenerlo.

En mi caso, siempre he tomado el lado positivo de las cosas porque creo que es importante para seguir adelante.
Como profesora de ballet me di cuenta que los niños, siendo tan jóvenes, pudieron incorporar un trabajo más consciente, no tenían un buen apoyo como la barra, un buen suelo, un espejo y eso no interfirió que hicieran un progreso notable. Se me abrieron las puertas al mundo y la oportunidad de impartir clases para compañías y escuelas internacionales.

Como madre, estuve más cerca de mis niños, cumpliendo con las tareas cotidianas. Como bailarina me he mantenido en forma para los proyectos que he estado realizando en estos tiempos.

La nueva era es difícil de saber, pero creo que después del COVID-19 la danza será la misma, o tal vez mejor, porque nos habremos dado cuenta a un 200% cuánta pasión y compromiso tenemos por ella.

Creo que lo importante y necesario es tener fe en ti, y mi opinión muy humilde es que el universo nos ha mandado un mensaje y como receptora entendí, que es el momento de mirarse hacia dentro y conocerse en profundidad. Cada persona tiene su misión y, justo en el preciso momento que estás alineado con tu misión de vida, las cosas fluyen, las energías suben y vibras a un nivel tan alto que lo expandes al mundo. Entonces, esas grietas se podrán sanar sin dejar rastro de la precariedad que pudo dejar esta pandemia.

Con la danza podremos de nuevo volar y siempre, ese vuelo, será más alto.

Fuente: Danzar.CU (boletín)

Fotos tomadas del perfil de Facebook de Catherine Suaznábar

(Visitado 33 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
Vedettísima De Causalidad Incandescente

Por Roberto Pérez León Tengo un amigo que vive hace mucho en París y cuando aún no éramos del todo...

Cerrar