Cartucho y su auténtica nariz amarilla

Por Yanisley Cadete Simón

La imaginación es el lápiz con el que todo niño pinta sus mejores aventuras, creando su realidad. Es por ello que la risa no tiene tiempo, ni límites; simplemente se disfruta a plenitud. Y resulta muy común reconocer a los payasos con sus extravagantes colores, con sus enormes zapatos, su singular nariz roja, su espectacular maquillaje que simplemente de verlos da gracia. Y ahí radica su magia, su esencia, aquel gancho que permite disfrutar de sus burlas y chistes. Porque lo inesperado es lo que te cambia la vida y te construye el espíritu.

Para todos nuestros niños y para los que jamás han renunciado a serlo, nos llega esta propuesta en los Vacunatorios Infantiles de la provincia santiaguera, con este hermoso proyecto Avanzada por la Vida, con su fuerza motriz Sanitarios del Alma. Este proyecto tiene la intención de brindar su arte, diversificado y acompañado siempre de sorpresas y encantos.

En esta ocasión les ofrecemos la siguiente entrevista a uno de sus protagonistas el   payaso “Cartucho” quien alcanza gran popularidad por estos días. Una persona sencilla, modesta, servicial, con mucho interés y deseos de trabajar a pesar de cualquier circunstancia. Y quien mejor que él para que nos cuente sus vivencias. Julio Cesar Bell Reñé, nace el 6 de febrero de 1964, en Santiago de Cuba.

¿Estás graduado de alguna Escuela de Arte?

Sí, soy graduado de actuación en la Filial del ISA en Santiago de Cuba,

¿Tu trabajo se resume únicamente en la actuación?

No, además de ser actor, soy profesor de teatro en una Escuela Primaria: Fabricio Ojeda, del Distrito #2 de Educación. Es decir, trabajo como Instructor de Arte.

¿Cómo llegas al mundo de la actuación?

Llego a la actuación gracias a la visión de Carlos Alberto Cremata, director de la Colmenita. Yo me encontraba en las Fuerzas Armadas Revolucionarias pasando el servicio militar en La Habana, él me llama para montar una obra de teatro, Érase una vez un rey. Me elige porque él había escuchado que yo tenía experiencia en la danza, como había participado en Festivales de Aficionados y necesitaba un actor que fuera dúctil en la plasticidad y movimiento. Lo hice y desde entonces me enamoré del teatro hasta hoy. En Santiago de Cuba he formado parte de los colectivos Afore, Caracol, Gestus, Macubá y  A dos Manos.

¿Cómo llegas a ser payaso?

Yo creo que siempre fui payaso, desde pequeño cuentan mis vecinos que iba de casa en casa haciendo chistes. Pero payaso como tal luego de trabajar en la actuación como aficionado y tomando como referencia al payaso Raulín (Raúl Rizo), director de la prestigiosa Compañía Variedades Santiago, él fue mi primer ejemplo.

¿Por qué Cartucho?

Cartucho es mi nombre artístico y viene de una obra que escribí, inédita, en la cual uno de los personajes lleva nariz amarilla y donde un grupo de payasos se unen en busca de los colores de la naturaleza, porque la tierra se queda sin colores. Y Cartucho encuentra el color amarillo, por eso llevo nariz amarilla.

¿Qué se necesita para ser payaso y para llegar al público?

Para ser payaso se necesita sobre todas las cosas amor, entrega, veracidad. Para llegar a los niños se debe primero que todo, sentirse niño. Ser creíble, que te acepten y te recuerden. Con los niños me siento muy identificado y ellos se identifican conmigo. Trabajo por ser un payaso diferente, por eso me empeño en la humanización de mi personaje, para que llegue a los niños. Me satisface muchísimo trabajar con los niños porque para ellos trato de hacer algo diferente, trabajo para cada uno de los niños.

¿Coméntanos acerca de tu nuevo proyecto?

Este proyecto lleva el nombre de Avanzada por la Vida y es la continuidad de un sueño, que es parte a su vez del proyecto que yo represento Teatral Alianza, integrado por varias manifestaciones artísticas de la ciudad en un objetivo común: dar espectáculos sin frenos.

Está integrado por actores, psicopedagogos, logopedas, personal docente de las escuelas, que es una avanzada por la vida sana. En este primer momento es por la vacunación, pero tratamos de defender la cultura y el arte, desarrollar en los niños espacios seguro. Tiene como base la defensa de la Convención sobre los Derechos de la Infancia, que tiene un capítulo que dice: “que el niño debe ser el primero en recibir socorro en caso de calamidad”, y en estos momentos esto es lo que nos llama. La fuerza motriz la denominé Sanitarios del Alma, que es el material humano, porque al igual que el personal de salud tratamos de llegar, de ser esa medicina que necesita el paciente.

¿Cómo ha sido la experiencia en los Vacunatorios Infantiles?

Te puedo decir que maravillosa y me quedo corto con deseos de seguir.  En esta primera intervención no pudimos abarcar todos los vacunatorios, pero para la segunda dosis nuestras expectativas son mayores, queremos llegar a muchos más vacunatorios y brindar nuestro arte a muchos más niños. Para ello se han sumado instructores de arte, actrices de Estudio Teatral Macubá, magos y payasos de Variedades Santiago y quiero agradecer a Gelsy Vigil, directora de la Casa de Cultura Municipal Miguel Matamoros y a la Dirección de Cultura Municipal por su apoyo.

¿Cuáles son los espacios habituales donde se presenta Cartucho?

Por lo general me presento en el Zoológico, en Plaza de Marte y donde me llamen. Y deseoso de que llegue el día 16 para comenzar con la segunda dosis en los vacunatorios. Deseo que la situación de la pandemia termine para encontrarme con todos los niños santiagueros.

Y así termina nuestro encuentro con Cartucho, anhelando que nunca muera esa forma tan linda de ver la vida, que siempre brille más que el sol y nunca se apague el color de su nariz amarilla, porque todo vale la pena si te hace reír.

(Visitado 51 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
DANZA AL DESCUBIERTO, UN CAMINO QUE COMIENZA

Por Lázaro Benítez Díaz La Universidad de las Artes (ISA) abre un espacio al pensamiento, al diálogo, al cuestionamiento y...

Cerrar