#QuédateEnCasa Con Pelusín del Monte

Por Giusette León García

Sin dudas, ese niño cubano será una buena compañía para nuestros pequeños, que permanecen en casa debido a las medidas de aislamiento social para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Pillo como es, el chiquillo primero llegó solo por un minuto, pero entre su gracia natural y la magia de Rubén Darío Salazar, Zenén Calero o Maria Laura Germán, parecía muy poco.

Sobre esa serie virtual, titiritera, creciente y útil, conversamos con el Director de la compañía Teatro de las Estaciones y del Teatro Nacional de Guiñol.

¿Rubén, Cómo surgieron estos minutos con Pelusín del Monte?

Para un teatrista enclaustrarse, sin dialogar con los espectadores, ni con su equipo artístico y de realización es como enmudecer de pronto. El teatro es esos ojos en ojos, alma con alma, respiración con respiración. En medio de esa pausa, que me dejó un poco en el limbo, anonadado con el cambio obligatorio y necesario, me llamó por teléfono Rochy Ameneiro, esa artista y promotora natural de las causas justas. Me comenta del reto lanzado por la Unicef sobre hacer trabajos virtuales para los infantes, con el objetivo de aprender desde casa. La imagen de Pelusin del Monte, nuestro títere nacional, fue lo primero que vino a mi mente. Hijo de nuestra autora mayor para niños y niñas y de Pepe Camejo, maestro titiritero cubano, tiene todas las condiciones para conectar con los pequeños espectadores desde su simpatía guajira y su personalidad jovial, pícara e ingenua. Así ha sido desde la edición 0 de la primera temporada hasta hoy, que ya vamos por la segunda.

Pero los minutos han ido creciendo, sospecho que a petición del público ¿es así?

 En el regreso, totalmente a petición del público, extendimos los minutos, no muchos, nuestra realidad en términos de conexión no permite mucho más, para que su visualización sea realidad y se cumplan los objetivos iniciales.

He visto en las redes las reacciones de algunos niños ¿nos cuentas?

La reacción de los niños y niñas es siempre sorpresiva, son espectadores en constante formación, activos partícipes de la realidad que vivimos. Extraño sus risas, verlos conectarse por vía digital con nuestra propuesta no nos satisface de manera absoluta pero es un paliativo que funciona hasta que sea cierta la posibilidad del reencuentro, que será de seguro una nueva etapa en sus vidas y las nuestras.

¿Exactamente cuándo y dónde podemos encontrarnos con el guajirito lindo ese en esta nueva entrega?

La segunda temporada renombrada como Los minutos de Pelusín del monte (¡que no cierre el telón!) se emite los fines de semana, como las funciones en el teatro y ya tenemos una petición de la Televisión Nacional para llevarla a la pequeña pantalla.

¡Tremenda noticia la de la Televisión! ¿Nos adelantas alguito de lo que nos deparan los próximos minutos?

Seguiremos promocionando lo mejor de nuestra cultura literaria, plástica, danzaria, teatral, musical, sin un límite, ya esos existen intrínsecamente en las circunstancias actuales del mundo. Los artistas, los seres humanos todos tenemos una responsabilidad con el futuro, y cada quien debe hacer su noble contribución en eso estamos y seguimos.

 

Tomado de http://cubasi.cu

CONTENIDO RELACIONADO

Retrato(S) De (Y No Solo Para) Niños IV

 

(Visitado 30 , Hoy 1 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
Respuesta al artículo “Sobre Arte y Comunicación” publicado en Tribuna de La Habana

Por Lillitsy Hernández Oliva* Sorprende a muchos, la publicación de este artículo. Y utilizo sorprende dado a que con anterioridad,...

Cerrar