Nuevos Nombres Para Los Premios Del Concurso Solamente Solos

Mutante, de Maday Valdés Farías, Premio de Coreografía Solamente Solos 2019. Foto Buby

Auspiciado por el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, el Concurso de Coreografía e Interpretación Solamente Solos 2019 concluyó sus funciones, en la sala Hubert de Blanck de la capital cubana, con excelente asistencia de público los tres días de la competencia.

El jurado del encuentro estuvo integrado por Regina Balaguer, directora del Ballet de Camagüey, la maestra María del Carmen Mena, de la Universidad de las Artes, la coreógrafa Susana Pous, directora de Mi Compañía, Raúl Martín, director de Teatro de la Luna, y el periodista Yuris Nórido, presidente de la sección de crítica de la Asociación de Artistas Escénicos de la UNEAC.

Premio de Interpretación Femenina: Yuneidis Martínez Rodríguez, de Danza Libre

El Gran Premio de Coreografía del Concurso Solamente Solos fue declarado desierto. El jurado entendió que ninguna de las obras presentadas reunía los requisitos para recibir esta distinción. El Premio de Interpretación Femenina le fue otorgado a Yuneidis Martínez Rodríguez, Danza Libre de Guantánamo, por su demostración en Luna nueva; el Premio de Interpretación Masculina fue concedido a Osbiel Lazo, de la Compañía Rosario Cárdenas, por su despliegue danzario en la pieza Tres; y el Premio de Coreografía fue a parar a manos de Maday Valdés Farías, de Danza Teatro Retazos de La Habana por la obra Mutante.

Premio de Interpretación Masculina: Osbiel Lazo, de la Compañía Rosario Cárdenas.

Con la participación de 20 obras, el jurado seleccionó los premios de entre ocho títulos finalistas, que demostraron lo importante que son estos espacios para visibilizar la danza cubana actual.

La UNEAC entregó dos premios a la “Creatividad Coreográfica”, que recayeron en Julio César Rodríguez, de la Universidad de las Artes, por su obra Color; y en Javiera González, invitada chilena, por la pieza Asidera.

Julio César Rodríguez, de la Universidad de las Artes
Javiera González, invitada chilena

Esta edición del Solamente Solos, que por primera vez se realizó en La Habana, estuvo dedicada al aniversario 60 de la fundación de Danza Contemporánea de Cuba, y por extensión a todo el movimiento de danza moderna y contemporánea en nuestro país.

Thais Doimeadios, bailarina invitada de Los hijos del director

La competencia tuvo como invitados a Yanoski Suárez, del proyecto Ad Libintum, de Santiago de Cuba, Thais Doimeadios, de Los hijos del director, así como a Stephanie Hardy y Alejandro Miñoso , bailarines de Danza Contemporánea de Cuba.

En la jornada final, el Concurso Solamente Solos dedicó un espacio para reconocer el trabajo de Raúl Martín, uno de los directores del teatro cubano que más vínculos tiene con la danza, no solo porque posee varias obras donde la danza es protagonista, sino porque su teatro tienen un alto componente danzario, sin pretender que sus actores y actrices se vean como bailarines. De su catálogo de títulos de danza, se mostró La Boda, con la interpretación de la primera bailarina Mailyn Castillo, invitada de manera especial al encuentro.

Mailyn Castillo en el solo La Boda, de Raúl Martín.

Fundado en 1997, por el promotor cultural Pablo Roca, el Concurso de Coreografía e Interpretación Solamente Solos es una plataforma para estimular la creación joven. Los organizadores del encuentro anunciaron que la próxima convocatoria será en 2021, donde aspiran a realizar una curaduría más rigurosa y tener mayor participación de compañías nacionales de danza.

Fotos Buby