EXPERIENCIAS “SIN FRONTERAS” DE UN FESTIVAL DE TEATRO

Por Omairy Lorenzo

Las artes escénicas marcaron el pulso de varias jornadas en Ciego de Ávila, donde el noveno Festival de Teatro Sin Fronteras abrió sus telones para ofrecer puestas en escena, debates con la crítica especializada, así como ventas de libros y revistas. Ello resultó en todo un intercambio fructífero entre hacedores del universo teatral.

Desde el 13 y hasta el 17 de junio tuvo lugar el evento organizado por el proyecto Caminos Teatro de la Compañía Teatro Primero, junto al Consejo de las Artes Escénicas en la provincia. Las funciones destinadas tanto para el público infantil, como para adultos, estuvieron distribuidas entre el Teatro Principal, la Sala Teatro Abdala -sede del grupo Polichinela- y el Boulevard de la ciudad.

En esta ocasión los protagonistas de la cita fueron los grupos Andante, de Granma; Teatro D’ Luz y Teatro del Viento, de Camagüey; Total Teatro, de Las Tunas; Polichinela y D’ Morón Teatro, ambos de Ciego de Ávila; así como el proyecto Colartes de México; junto a los anfitriones Caminos Teatro de la Compañía Teatro Primero.

Además del tiempo destinado para apreciar algunas de las muestras del teatro que se hace actualmente en la porción central y oriental del país, uno de los aspectos más destacables de este evento fue el diálogo entre la crítica y los creadores, desarrollado cada día en aras de desmontar y construir efectivamente las obras llevadas a las tablas.

Para ello Omar Valiño Cedré, director de la Casa Editorial Tablas-Alarcos convocó a un equipo de trabajo compuesto por Yamina Gibert y Leonardo Estrada, especialistas de Desarrollo Artístico del Consejo Nacional de las Artes Escénicas; Marilyn Garbey, teatróloga y profesora de la Universidad de las Artes; y las comunicadoras Katia Ricardo y Omairy Lorenzo del Consejo Nacional de las Artes Escénicas y la Casa Editorial Tablas-Alarcos respectivamente.

De este proceso de debate trascendieron posibles colaboraciones a futuro entre los especialistas y los grupos del territorio avileño, con el objetivo de nutrir en términos técnicos y de dramaturgia las competencias de sus integrantes.

También dentro del espacio teórico del Festival, Omar Valiño condujo una charla con el reconocido dramaturgo cubano Ulises Rodríguez Febles, quien se desempeña como director de la Casa de la Memoria Escénica de Matanzas. Al cierre del Sin Fronteras, ambos creadores recibieron reconocimientos por su labor al frente de instituciones que contribuyen al resguardo y el progreso de las artes escénicas en la Isla.

La cita también devino en espacios fértiles para la venta de libros, revistas y para la puesta en circulación del último número del boletín de crítica El Comején, todos producidos por Tablas-Alarcos.

(Visitado 40 , Hoy 1 )
Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
COMPAÑÍA ECOS: NUEVOS AIRES AL FLAMENCO CUBANO

Por Carlos Velázquez Fernández Con una renovada proyección de formas y contenidos se presentó la Compañía Flamenca Ecos, en el...

Cerrar