Cuba en el centro del debate

Despuésde los sucesos del 11 de julio, las redes sociales continúan siendo escenario de un remolino de ideas, emociones encontradas, o sugerencias descabelladas como pedir una intervención sanitaria para nuestro país.

Entre todas esas reflexiones, Cubaescena ha encontrado algunas que desea compartir con sus lectores, por la seriedad con que analizan o se expresan sobre lo acontecido en esta isla, el pasado 11 de julio.

En Camagüey, el joven teatrista Kenny Ortigas, presidente del Consejo Provincial de las Artes Escénicas en ese territorio, publicó en su perfil de Facebook:

Mi corazón está quebrado, sé que tardará en sanar. Los de adentro como los de afuera pregonemos por la paz, ahora necesitamos paz. Se les olvidó que hay una pandemia que nos consume y nos dedicamos a vociferar, en el 95% de las ocasiones, sin conocer las causas. A los amigos que me quieran bloquear que lo hagan, yo haré lo mismo… así nos ahorramos blasfemar el uno del otro, y quizás luego de que pase esta pesadilla podamos abrazarnos reconciliados. Estoy con la Revolución, sí, y eso no quita que me faje día a día contra absurdos que le quitan credibilidad, ufff y créanme que es duro, pero no pierdo la fe, no la pierdo. No, no quiero intervención, prefiero luchar contra los injustos de aquí que contra los locos de allá. No quiero bombas, tengo una familia y un hijo pequeño. VIVA CUBA, VIVA MI PATRIA, SALDREMOS DE ESTA.

La maestra Fátima Patterson, directora del Estudio Teatral Macubá de Santiago de Cuba y Premio Nacional de Teatro, escribió sentidas palabras también en su perfil:

Cuanta tristeza se siente cuando escuchas que los que estuvieron compartiendo contigo, alegrías y tristezas, los que compartieron lo mucho y lo poco, los creímos eran la familia, esa familia que solo en Cuba se crea por amor, quieren poner nuestras vidas en peligro, solicitan una invasión a nuestro país como si las balas y los cañones estuvieran programados para personas especificas; quien me dice que eso no es odio visceral hacia su gente, que no me hablen de amor hacia algo. Yo soy una mujer de lucha y de fe, creo en Mariana y en la Virgen de la Caridad y también en  mi pueblo. Ahora mismo todos, todos pidiendo a esa virgen milagrosa cordura y mucho amor, y a Mariana fuerza, que lo lograremos.

Por su parte, el bailarín y coreógrafo Norge Cedeño, líder del proyecto Del Otro Lado, expresó:

Días convulsos, sentimientos encontrados, molestias acumuladas; llega el Internet para entender mejor y sacar mis propias conclusiones.

Sueño un país próspero, diverso, inclusivo, forjado sobre la sabiduría y el compromiso de todos los cubanos. Un país donde las aspiraciones de sus ciudadanos se traduzcan en logros y todo cuanto puedan construirse honradamente —más allá de credos, razas, afiliaciones políticas, éxitos y/o fracasos‒ no pueda ser más que genuina inspiración para los otros. “UN PAÍS POR TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS”.

El director de Teatro de Las Estaciones, Rubén Darío Salazar, desde Matanzas, escribió:

Estoy en contra del bloqueo. Es asesinato masivo.

Estoy en contra de una intervención militar extranjera. La guerra es ciega y mata sin elegir ni discriminar.

Estoy en contra de la violencia.De todas. Violencia es violencia venga de donde venga.

Estoy en contra de los hechos vandálicos.Con nuestra sangre caliente puede alcanzar límites insospechados.

Estoy en contra de propagar el odio.Es un sentimiento falaz, inútil, estéril y miserable.

Estoy a favor del diálogo.Posibilita la escucha de todas las voces.

Estoy en contra de las fake news.Desorientan, desorbitan, estimulan lo peor.

Estoy en contra de la propagación de la Covid-19.Vivimos un momento de máxima tensión en el país y no bajan los niveles de contagio, ni bajaran si nosotros mismos no hacemos conciencia de ello.

Estoy a favor de Cuba y lo estaré siempre porque elegí vivir aquí.Esa decisión implica tener el derecho de opinar y de hacer todo lo que se pueda para que mi país avance como se merece.

Estoy a favor de vivir. Y eso lo dice TODO.

Estoy a favor de ayudar a Matanzas. Que no olviden a mi provincia que sigue en el epicentro de la pandemia. Entre todos, juntos, podemos ayudar de muchas formas, menos con la guerra y la muerte. La muerte no dialoga con nadie.

Mucha gente de teatro ha dado muestras de solidaridad con Cuba, a través de eventos públicos. El amigo argentino Manuel Santos Iñurrieta, dejó testimonio de su apoyo a nuestro país, en un acto realizado frente a la embajada de Cuba en Buenos Aires, hace algunos días. En esta demostración, donde se hicieron patentes los internacionales Teatro Ensamble, estuvieron también miembros del Partido Comunista de Argentina apoyando siempre a Cuba.

José Ernesto Nováez, el joven rector de la Universidad de las Artes (ISA), quien se acaba de estrenar como líder de esa alta casa de estudios yque lo ha hechoen el momento donde se registra el pico más alto de pandemia en nuestro país, escribió un emotivo artículo que bajo el título “Cuba por siempre defendida”, hace una especie de radiografía de los sucesos que se desataron en San Antonio y tuvieron réplicas en otras ciudades de nuestra geografía nacional.

Para los cubanos en la isla lo ocurrido el 11 de julio plantea retos y contradicciones que debemos resolver como sociedad para garantizar un desarrollo armónico. El más importante es cómo lograr mayor grado de democracia y participación popular sin fracturar la unidad nacional, que tan importante ha sido para enfrentar la agresión constante de EU. Y cómo extensión de este, está el de cómo construir sólidos vínculos entre la nación y la emigración, de forma tal que esta última no acabe actuando como instigadora de la agresión y persecución en contra de su país natal.

Muchas son las opiniones que encontramos en el marasmo de las redes sociales, algunas lúcidas otras disparatadas, donde Cuba continúa siendo el centro del debate. Desde estas páginas continuaremos haciendo visibles el sentir de nuestros artistas escénicos que se han mantenido colaborando en muchos vacunatorios o asistiendo con ayudas y donaciones a personas que se encuentran aisladas en sus casas; es otra manera de contribuir a suavizar las secuelas e incidencias de estos tiempos de pandemia y lucha ideológica.

Redacción Cubaescena / Foto Yusmilis Dubrosky (Cubadebate)

 

 

(Visitado 9 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
El Humor En El Karl Marx Busca Recaudar Fondos Para Los Damnificados De La Habana

El Centro Promotor del Humor en coordinación con el Teatro Karl Marx realizará una función especial que, bajo el título...

Cerrar