Concepto, Técnica, Dirección

Como parte del evento teórico del 18 Festival de Teatro de La Habana (FTH), aconteció en la Sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el panel “Concepto, técnica, dirección”, que tuvo como invitados a Carolina Bianchi (Brasil), Carlos Celdrán (Cuba), Jorge Ferrera (Cuba), y Aravind Adyanthaya (Puerto Rico), con la moderación de Jaime Gómez Triana.

Sala Villena, UNEAC

Como parte del evento teórico del 18 Festival de Teatro de La Habana (FTH), aconteció en la Sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el panel “Concepto, técnica, dirección”, que tuvo como invitados a Carolina Bianchi (Brasil), Carlos Celdrán (Cuba), Jorge Ferrera (Cuba), y Aravind Adyanthaya (Puerto Rico), con la moderación de Jaime Gómez Triana.

En el panel, como en todo el festival, se homenajeó al actor, director teatral y pedagogo, Vicente Revuelta, que nació el 5 de junio de 1929 y falleció en su ciudad natal, La Habana, el 10 de enero del 2012; fue el fundador del grupo Teatro Estudio y se le considera uno de los creadores imprescindibles de la vanguardia teatral cubana, a él se deben muchos de los montajes antológicos de la escena en el país.

Carlos Celdrán, Premio Nacional de Teatro y director de Argos Teatro, enfatizó en la pedagogía que construye a los nuevos directores, una pedagogía de la colaboración y el intercambio de experiencias vivas. Aravind Adyanthaya, director de Casa Cruz de la Luna comentó sobre el proceso de creación, que entiende el teatro como evento y no como representación, de Venus y el albañil, obra escrita por la cubana Nara Mansur. Comentó: “Venus y el albañil es una obra eminentemente cubana, con muchos cubanismos; nosotros no intentamos ser cubanos sobre la escena, lo que quisimos fue leer, interpretar, y resignificar la obra desde nuestros imaginarios”.

Jorge Ferrera explicó que hoy, “en el siglo XXI”, no podemos hablar de métodos predominantes, sino que todo está contaminado, todo es híbrido. Por su parte Carolina Bianchi afirmó que el teatro no ilustra o responde a una forma lineal de la realidad sino que la reta y le da una dimensión alternativa. También habló del cuerpo, del cuerpo pandereta, del cuerpo como órgano sexual, del cuerpo como territorio político, de lucha política, y de protesta.

En un segundo momento se presentaron volúmenes del Sello Editorial Cúpulas, que pertenece a la Universidad de las Artes de Cuba, con diez años de fundada. Los libros presentados por la teatróloga Marilyn Garbey fueron El síndrome del placer, de Ramiro Guerra, y Pólemos críticos, del Dr. Eduardo Morales Nieves.

Con la presentación de El síndrome del placer, un volumen que incita a la relectura de nuestros actos más íntimos, como enfatiza Norge Espinosa Mendoza, prologuista del libro, se homenajeó a Ramiro Guerra, padre de la Danza Moderna en Cuba, fallecido el pasado primero de mayo.

Por su parte, Pólemos críticos, dentro de la literatura crítica acerca del arte cubano, gestada y publicada en las últimas décadas, es una obra que rebasa con creces la reflexión sobre nuestra producción simbólica. Eduardo Morales Nieves, prominente profesor y crítico de arte, hace un excelente análisis del ejercicio de la crítica de arte y cultural en Cuba. En el mismo, Morales plantea lo importante que es poner en crisis la obra de arte.

Asimismo se presentó la Revista Cúpulas en su nueva época. Barbarella D’ Acevedo, redactora jefa de la revista, enfatizó en la nueva concepción y ejercicio de compilación que entreteje las diferentes temáticas de la publicación.

Para el jueves 24 y viernes 25, de nueve y media de la mañana hasta la una de la tarde, se programaron sendos paneles: “Mujeres en escena” y “Solos en escena”, respectivamente. El evento teórico del FTH es concebido como un espacio abierto al diálogo y al intercambio crítico con los públicos.

CONTENIDO RELACIONADO

Vicente Revuelta, 90 Años De Nuestro Galileo