Comedia a la antigua vuelve al escenario teatral santiaguero

Así, a lo Stanislavski, transcurre esta Comedia a la antigua que descansa en la interpretación, mirada y mundo interno de los personajes como es característico del teatro de relaciones desarrollado por Dagoberto y Nery, entregados al arte teatral.

Por Ernesto Izquierdo Sánchez

A Dos Manos vuelve a traer a la escena santiaguera Comedia a la antigua, este fin de semana, sábado 12 y domingo 13 (siempre a las 6:00 pm), en el escenario del Cabildo Teatral. La obra, que fue inspirada para su montaje a Dagoberto Gaínza y Nancy Campos por la maestra Corina Mestre y estrenada en 2019, sigue siendo de las más populares para el público santiaguero, conocedor del teatro contemporáneo soviético.

Con una escenografía que descansa sobre lo minimalista, se trató todo el tiempo de ser fiel al nombre de la obra. Un telón pintado de azul es el soporte para los cambios de locaciones a través de un uso eficiente de las luces y el juego de sombras chinescas. Los únicos dos elementos escenográficos, constantemente cambian de forma para convertirse en un u otro objeto. Asimismo, resulta curioso la forma en la que el propio director se imbrica, a manera de comodín en la obra, acompañando una de sus entradas con la enigmática pieza musical Volver de Carlos Gardel.

En la pieza se mantiene la soledad como trama central, por un lado, con un médico mustio marcado por la muerte de su mujer y el abandonado de su hija y por otro el de una actriz de circo triste, traicionada por su marido. El roce de ambos ancianos da al traste con un amor que queda resumido al final de la obra con aquella emblemática frase en la que ella dice:

“Dejé ir el taxi, tal vez lo único que he hecho durante toda mi vida es ir a tu encuentro”.

Así, a lo Stanislavski, transcurre esta pieza que descansa en la interpretación, mirada y mundo interno de los personajes como es característico del teatro de relaciones desarrollado por Dagoberto y Nancy, entregados al arte teatral.

A decir de la obra, el Premio Nacional de Periodismo Cultural Reynaldo Cedeño, precisó en su muro de Facebook que: «Orlando González, el director de arte de la puesta, ha captado la médula de la pieza, esta vez en versión de Nelson Urbano Acevedo Barrera a partir del original de Aleksei Arbuzov, y nos entrega en renuevo; narra y canta él mismo a la nostalgia. Los recursos escenográficos se multiplican, contribuyen a lograr una atmósfera que logra trasladarte en el tiempo».

Comedia a la antigua, como todo el teatro realizado por Arbuzov, en la extinta URSS, es una pieza mundialmente conocida. En la sencillez de esta comedia, la soledad que envuelve a ambos personajes, evoca en ellos esas circunstancias donde hombres y mujeres se sumergen en los recuerdos.

Semejante a la obra de Chéjov, es característico del teatro de Aleksei, su dimensión humana y sin implicaciones políticas.

Fotos Alejandro Rodríguez Leyva