Carnaval santiaguero: presencia escénica

Por Katiuska Betancourt Montero

Es el carnaval santiaguero una de las festividades más atractivas de esta isla caribeña. En él se produce esa fusión de pueblo sin importar raza, religión, clase. Todos juntos con el júbilo en común, en esta multitudinaria celebración.
Olga Portuondo Zúñiga, estudiosa y conocedora de la historia de nuestra ciudad comenta sobre el carnaval santiaguero:

No creo que tenga un único origen, pues la influencia española puede apreciarse en sus verbenas, en las calles adornadas, en los paseos que compiten por primeros lugares, en los temas alusivos durante el jolgorio. Los instrumentos de percusión y la rítmica música que hacen vibrar y mover todo el cuerpo, los paseos y pretextos, demuestran la presencia africana.

La tradición del Corpus Christi se remota a muy temprana época de la colonización española es considerada por los estudiosos como una de las raíces esenciales del carnaval. Durante siglos estas fiestas de marcado carácter popular han ido evolucionando y se han convertido en referente para varios países del mundo. Hoy, se cita al carnaval santiaguero con otros tan atractivos como los de Brasil, Venecia, Tenerife, Barranquilla, entre otros.

El carnaval es imparable como fiesta profana de raigambre popular, auspiciada por las autoridades del gobierno, que favorecían la celebración del San Juan, San Pedro, Santa Ana y Santiago y, posteriormente, Santa Cristina en honor de la Reina Regente. Comenta la historiadora Portuondo Zúñiga en eñ libro Santiago de Cuba. Cinco siglos de historia:

A comienzos del siglo XIX las prohibiciones a las manifestaciones carnavalescas respondían al temor, siempre presente, a las gentes de color libres o esclavas y a la consideración de que éstos eran muestras de atraso civilizador. Por ejemplo, se prohibió llevar máscaras a los negros. No obstante, y a pesar de su distanciamiento progresivo respecto a las festividades religiosas para convertirse en diversiones profanas, los mamarrachos siguieron celebrándose, con la brillantez y entusiasmo siempre que las condiciones económicas de la región lo permitían y hubo sus defensores entre las clases cultas.

La tradición del carnaval santiaguero se perpetuó después del Triunfo Revolucionario de enero 1959. De actores, bailarines, mamarrachos y músicos se nutre esta fiesta de multitudes y casi nadie queda indiferente a ella. Los artistas escénicos durante años han sido protagonistas de estas celebraciones.

Dagoberto Gainza como Santiago Apóstol

Sin embargo, sobresale la figura de Dagoberto Gainza como el Santiago Apóstol de nuestro carnaval. De la obra De cómo Santiago apóstol puso los pies en la tierra, escrita por Raúl Pomares y dirigida por Ramiro Herrero, heredó Gainza este personaje. Siempre cuenta que lo interpretó inicial y magistralmente Héctor Echemendía y a él le tocó asumirlo años después del estreno en 1963. Con esta obra se inscribía el entonces Conjunto Dramático de Oriente, luego Cabildo Teatral Santiago en la historia del teatro en Cuba.

A Dagoberto Gainza le tocó impregnar a su Santiago Apóstol de un gracejo criollo fabuloso y al bajar de su caballo de madera se convierte en uno más de nosotros. De ahí a las calles, al carnaval de Santiago por más de cuatro décadas. Ya ha perdido su nombre, ya es el Apóstol Santiago, tan santiaguero como nuestras lomas y su gente.
Gracias a su madre conoció Dagoberto el espíritu artístico de la cultura popular tradicional que anida en el carnaval santiaguero. Desde muy niño se vinculó a estas festividades, según cuenta en el documental Asombrosos viejos pánicos de Producciones Amanda.
Todavía, después de tantos años, transita por nuestras calles con su emblemático vestuario, muy parecido al del santo patrón de la ciudad de Santiago de Cuba. Es un santo humanizado que vela para que triunfen el bien, la justicia, para que haya paz y prosperidad entre los habitantes de su otrora villa, hoy ciudad rebelde, hospitalaria y heroica.
Hoy en día la celebración del carnaval santiaguero ha requerido de nuevos estudios para que se preserve en el tiempo esta fiesta de más de cinco siglos. Y mientras se cuente su historia, cambios y vicisitudes habrá que mencionar a los artistas escénicos, que tanta vida y color le han impregnado.

Fotos cortesía de la autora.

(Visitado 44 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
Ballet Nacional De Cuba Se Presentará En España

Ballet Nacional De Cuba Se Presentará En España

Cerrar