De Lima A La Habana, El Teatro Como Punto De Encuentro

Entrevista con el destacado director peruano Miguel Rubio, invitado especial al Festival de Teatro de La Habana para impartir un taller que tendrá como centro La aproximación a un actor creador y las relaciones del director y el actor en los procesos de la creación colectiva

Por Marilyn Garbey Oquendo

Miguel Rubio es uno de los maestros del teatro latinoamericano. En Cuba se ha sembrado buena parte de su magisterio, por eso ha sido invitado al Festival de Teatro de La Habana. Su grupo, Yuyachkani, no podrá acompañarlo en esta ocasión, pero él compartirá con los jóvenes directores del país su vasta experiencia en el trabajo con los actores.

Está de vuelta a La Habana en los 500 años de la ciudad. ¿Qué ha significado la capital cubana en la ruta de Yuyachkani?

Cuba siempre ha sido un referente muy fuerte para generar identidades en Latinoamérica y el Caribe. La primera vez que llegué a La Habana fue para el primer encuentro de teatristas. Vine invitado por el entrañable Manuel Galich y pude compartir en mi grupo de trabajo con Enrique Buenaventura, Graziella Pogolotti, Sergio Corrieri, Atahualpa del Cioppo.

Fue increíble compartir con maestros fundadores de la moderna tradición del teatro latinoamericano y del Caribe. Los músicos ambulantes, la obra emblemática de Yuyachkani, salieron del Perú por primera vez para venir a La Habana. Conservo miles de historias entrañables, personales y sociales, como la formación de la Escuela Internacional del Teatro de la América Latina y el Caribe EITALC. En fin, me quedaría corto.

¿Cuáles son los puntos de su experiencia creadora que compartirá con los jóvenes directores cubanos?

La aproximación a un actor creador y las relaciones del director y el actor en los procesos de la creación colectiva, a partir de los materiales que el actor propone.

El Festival celebra los 90 años del maestro Vicente Revuelta ¿Qué recuerdos guarda del director cubano?

Vicente Revuelta es un referente indispensable, renovador del teatro, renovador y rebelde hasta el final de su vida. Recuerdo gratamente la tarde en que nos entregó el Gallo de La Habana. Tuvo palabras muy afectuosas para Yuyachkani. Recuerdo también haber compartido con él en Boloña, Italia, en la ISTA (Escuela Internacional de Antropología Teatral) que dirige Eugenio Barba, entregado a la investigación con una humildad y generosidad impresionante.

Yuyachkani es un grupo de teatro de 50 años. ¿Cómo han sobrevivido haciendo teatro?

Creo que mediante la persistencia, la autocrítica y aprender a generar espacios para que los individuos al interior del grupo puedan expresarse. No tenerle miedo a las crisis que han sido indispensables en todo nuestro proceso.

Tomado del Perro Huevero…

Foto  tomada de www.infoartes.pe

(Visitado 49 , Hoy 1 )

Exportar a PDF:

Comparta nuestros contenidos en redes sociales:
Leer más
CRISÁLIDA, QUE NO ES HUMANA NI ANIMAL

Por Lázaro Benítez Díaz Pensar el devenir, problemática que acompañó los primeros estudios filosóficos, el pensamiento como herramienta utilitaria de...

Cerrar