ESA COSA LOCA: IMPRESIONES DE UNA PUESTA EN ESCENA

Por Yudenys Polledo Núñez / Fotos Sonia Almaguer

Describir lo transmitido durante la puesta en escena de Esa cosa loca (variaciones dramático danzarias a ritmo de mambo) a manera de work in progress, supone abstraerse hasta poder coquetear con los sentimientos aflorados durante los 55 minutos sucedidos el pasado 27 de diciembre de 2017. Una mezcla de alegría, seriedad, respeto, compromiso social e incluso virtuosismo musical –danzario, pudo observarse en este espectáculo dirigido por Yadiel Duran y Rubén Darío Salazar [1]. El mismo abordó desde el teatro coreográfico la obra cumbre de Dámaso Pérez Prado, el mambo, a la vez que brindó merecido homenaje a su creador en ocasión del  centenario de su nacimiento. Vale destacar ante todo la selección musical empleada para, desde la danza y la interpretación de varios textos,  aludir a la creación, evolución y actualidad  de este auténtico ritmo cubano.

En esta ocasión los protagonistas de la puesta mostraron su sagacidad mediante la utilización de los necesarios recursos dramáticos, así como de movimientos al tempo de temas musicales, que permitieron la ejecución de solos, dúos, tríos y cuartetos, donde se fusionó el ritmo protagonista con elementos de lo contemporáneo y lo clásico. Sin dudas una, obra que desde una impronta bien juvenil logra visibilizar uno de nuestros bailes más populares. Y es que lo verdaderamente popular no perece en el tiempo, se transmuta hasta la actualidad sometida al contexto; ¿o acaso el ritmo mambo no subyace bajo cientos de arreglos musicales actuales? Tal es el caso del tema utilizado para finalizar la puesta en escena a cargo del grupo pinareño Toques del Río. Tema que mezcla nuestros ritmos auténticos con nuevas sonoridades, ofreciéndole  diferentes matices que realzan el valor de la creación original.

Con certeza fue una propuesta fresca, que sustituye el tradicional homenaje, para exponer nuevas formas de hacer, de resurgir, e incluso de instruir  a partir de la fusión de diferentes manifestaciones de las artes escénicas en lograda interacción con el público. Todo esto trajo como consecuencia ovaciones múltiples de los espectadores asistentes a la sala Pepe Camejo, del yumurino Teatro de Las Estaciones, los cuales, conocedores o no de la obra musical de Pérez Prado, acogieron con beneplácito la propuesta de esta merecida, renovadora y justa puesta en escena.

  [1] El espectáculo con concepto escénico y textos de Rubén Darío Salazar, coreografía y selección para la banda sonora de Yadiel Durán, espacio escénico y luces de Zenén Calero, contó con la interpretación de actores y bailarines de Teatro de Las Estaciones, Teatro El Portazo, Teatro Mirón Cubano, Danza Espiral y la Compañía Nova Danza. Fue estrenado a manera de work in progress el 8 de diciembre de 2017, en el marco del Coloquio por el  centenario del nacimiento de Dámaso Pérez Prado, celebrado en Matanzas, entre el 8 y el 10 de diciembre de 2017.

Leer más:

UNA LOCURA LLAMADA MAMBO

 

Print Friendly
(Visitado 29 , Hoy 1 )
Leer más
¿APAGASTE TU CELULAR?

Por Mery Delgado La irrefrenable expansión de la telefonía celular amenaza cambiar muchos sectores de la vida y modificar para...

Cerrar